Cuando un festival celebra 30 años a sus espaldas, uno puede esperar que cualquier parecido entre la primera y última edición deben de ser casi pura coincidencia. Ha cambiado nuestra forma de percibir la música, los géneros predominantes… y la era analógica ha cedido el paso a un mundo digital dispuesto a sacudir la manera de comunicarnos con nuestro entorno.

De pronto, los conciertos se poblaron de móviles elevados en alto para capturar el momento, y muchos los mirábamos de reojo pensando en los planes del mañana. El propio momento que nos incumbía parecía haber perdido importancia y se diluía entre una maraña de planes con gente que no se encontraba en nuestra compañía viviendo esa experiencia.

Los festivales de música, nos recuerdan la importancia de vivir el pasado, presente y futuro a través de las canciones como un puente continuo en el caminar todos juntos a través de cada concierto. El Purple Weekend 2018 ha supuesto el 30 aniversario de uno de los eventos más especiales de España. Y lo ha hecho en una edición cargada de guiños a su pasado y optimismo respecto al futuro. Estos han sido sus momentos más destacados:

Crónica del Purple Weekend 2018 en León

Como el Purple Weekend es mucho más que un festival de música, iniciamos nuestra andadura en el Museo de Arte Contemporáneo de León (MUSAC). Allí nos aguardaba una mini exposición que concentraba toda la historia y mitología que rodea al festival leonés a lo largo de sus 30 años de existencia. Una visita guiada y explicada en la que se podían ver varias fotos, carteles y música que había tenido lugar en el Purple. Tras refrescar los recuerdos, era el turno de los primeros conciertos.

Miércoles : Triptides pintan el Musac con su Psicodelia

Triptides en el Purple Weekend 2018

Sin movernos del propio museo, se iniciaban los preparativos para las primeras actuaciones de la noche. Tras una sesión remember que daba un repaso completo a la esencia del festival, las luces se apagaban y Triptides aparecían sobre el escenario. Su propuesta: Un dinámico pop psicodelíco muy armonioso y ensoñador. Más rítmico en sus primeros compases, (con la tradicional estructura de 2 guitarras, bajo y batería) y algo más lisérgico en su tramo final, a manos de un teclado sixtie. Sus reminiscencias a grupos de la nueva ola psicodélica actual como Tame Impala estuvieron bien presentes, marcando uno de los caminos creativos a seguir por el festival en un futuro cercano.

Jueves : Magia Soul en el Studio 54

Hannah Williams en el Purple Weekend 2018

Siguiendo con el tradicional programa de actividades, asistimos al desfile de moda en el Espacio Vías. Posiblemente el más especial e ilustrativo de toda la historia del festival, pues englobó toda la historia y rivalidad entre rockers y mods, mientras veíamos un desfile de ropa estilo mod muy bien ambientado y divertido. El final de la fiesta tuvo lugar en el Teatro Glam con los japoneses Gorilla, que plasmaron sobre el escenario un divertido garage pop japonés.

El epicentro de la noche se iba a desarrollar esta vez en el Studio 54, con dos grandes propuestas bien diferenciadas. La primera combatiente en salir al ring fue Hannah Williams, bien armada junto a otros 8 músicos que poblaron el escenario de una técnica exquisita. La artista ha llegado a ser comparada con Amy Winehouse, una comparación que no le pesó en absoluto sobre el escenario, ya que su actuación fue un gran ejemplo de cómo manejar los tiempos de un show musical a través de una gran voz soul. Sus acompañantes fueron unos asistentes de lujo, dejando para el recuerdo unas cuantas transiciones instrumentales cargadas de jazz. Sin duda la verdadera ganadora de la noche.

Bart Davenport Purple Weekend 2018

En segundo lugar recibimos a un viejo conocido del festival, nada menos que Bart Davenport, un músico con infinidad de proyectos a sus espaldas (The Loved Ones, The Kinetics…) y que en esta ocasión presentaba su propuesta en solitario con Bart & the Bedazzled. Lo hizo a lo largo de una hora de power pop bastante dulce y acaramelado con una guitarra muy fluida en todo el show. Con él despedimos la segunda noche del Purple Weekend 2018.

Viernes : El Encanto Retro

Max Meser actuando en el Purple Weekend 2018

El viernes tuvo lugar un nuevo encuentro musical en el Espacio Vías. Max Meser acompañado de su banda era una de las principales atracciones del día. Sobre él se han escrito muchas cosas: Que su irrupción supone en cierto modo una revitalización de la escena mod, que es uno de los jóvenes apadrinados por el gran Paul Weller… y lo cierto es que acabó siendo uno de los claros ganadores de la edición. Lo consiguió gracias a un setlist muy equilibrado que mantuvo a todo el público atento. Un público que contaba con gente de diversas edades. Un hecho que dejó claro que un revival de la época mod puede seguir siendo exitoso y sonar con mucho estilo.

Actuación de la granja en el Purple Weekend 2018

Posteriormente tuvo lugar otro de los conciertos más esperados por gran parte de los asistentes. La Granja son una formación de los años 80, y que al igual del festival, cuentan con una trayectoria que ya supera las 3 décadas. Su pop ochentero (quizás ya demasiado añejo) fue coreado de principio a fin por gran parte de dicho público.

Ya por la noche, tocaba afrontar lo que sería la primera jornada dentro del pabellón CHF. Aquí iniciamos con Stone Foundation una banda perfecta para los amantes del sonido jungle soul más puramente británico. La actuación jugó con varios matices, trompetas bastante acertadas… Y aunque el show fue bastante divertido, sí que en algunas ocasiones se vislumbró cierta desconexión entre el público y el grupo.

Stone Foundation en el Purple Weekend

 

The Kinetics en el Purple Weekend

The Kinetics se reunían para dar un concierto 20 años después. Bart Davenport (ya todo un veterano en el festival) se mostraba feliz y efusivo sobre el escenario. Al igual que en aquel 2014 con The Loved Ones demostró ser un buen frontman a la hora de manejar los tiempos de su actuación. Sonó algo más psicodélico que en la jornada anterior, demostrando los múltiples registros que puede abarcar y el gran músico que es.

El cierre corrió a cargo de The Resonars (primera vez que actuaban en suelo español) que intentaron contagiar al público de su potente power pop, aunque ciertamente su propuesta se quedó algo a medias sin sonar demasiado afinados. Eso sí, las primeras filas disfrutaron de lo lindo con el grupo y corearon parte de sus temas. A fin de cuentas ese sentimiento es el más importante.

Sábado : El Gran Punto Final

Teclista de Wesley Fuller en el Purple Weekend 2018

La jornada final se iniciaba con el desfile y concentración de scooters en la plaza de botines. Desde ahí, varias motos iniciaron su andadura por el centro de León. La vuelta al Espacio Vías se produjo a primera hora de la tarde.

Allí esperaba Wesley Fuller, otra de las caras más jóvenes del festival, y que de nuevo, acabó por ser una de las grandes revelaciones. El australiano apostó por un power pop de estilo psicodélico, pero con leves incursiones en el terreno noisy y de la distorsión. Una fórmula gracias a la cual sonó bastante grandilocuente y que consiguió convencer al público.

The Hentchmen en cambio, ofrecieron una propuesta nunca antes vista en el Purple Weekend 2018. Un sonido seco y sureño al más puro estilo garage punk. Sus electrizantes riffs de guitarra recordaron levemente a los primeros discos de The White Stripes.

Paul Collins en el Purple Weekend 2018

La última noche en el Pabellón Chf aguardaba pacientemente la llegada de los asistentes, los cuales se conjuraban para ver la que sin duda fue la actuación con más “himnos” de la noche. Paul Collins hacía fuerzas con un pequeño pedacito de león formado por Kurt Baker Combo. La unión no pudo ser más productiva: Cargada de himnos power pop y haciendo disfrutar a base de bien al público.

The Model Rockets intentaron repetir dicha fórmula aunque no con los mismos resultados. Su propuesta actuó como hilo de transición para el siguiente grupo y cabeza de cartel de la edición.

Mattew Sweet en el Purple Weekend 2018

Mattew Sweet era probablemente el nombre más esperado del Purple Weekend 2018, y su actuación supo estar a la altura. Un repaso completo a su trayectoria de leyenda del power pop con unos acompañantes de lujo. El guitarrista de The Dream Syndicate brilló con luz propia a lo largo de toda la actuación, dejando tintes de épica en cada uno de sus solos de guitarra. Una hora y media con momentos potentes, pegadizos e incluso baladas. Este fue su setlist completo.

Time Capsule
Byrdgirl
Pretty Please
Winona
Divine Intervention
Someone to Pull the Trigger
Trick
We’re the Same
Show Me
You Don’t Love Me
I Belong to You
Girlfriend
I’ve Been Waiting
Sick of Myself
The Searcher
Devil With the Green Eyes

El Purple Weekend 2018 ha supuesto un recorrido nostálgico a lo largo de la historia de uno de los festivales más importantes de España. Se han vivido grandes momentos, muchos de ellos protagonizados por bandas jóvenes que deben de dar un paso al frente en la programación de los que vienen. Esperamos que el festival siga manteniendo su esencia púrpura muchos años más.

¡Viva el Purple Weekend!

Crónica By : Daniel Santamaría

Fotos By : Jon Rodríguez