DSCF1204

León es una pequeña ciudad llena de pequeños lugares especiales si uno se atreve a buscarlos.

Durante el invierno, se convierte en uno de los sitios más fríos de España, pero, no sé si será su frío, su ubicación situado entre montañas, o la decoración de sus calles lo que hace que durante estas fechas se respire un ambiente especial.

El Purple Weekend es uno de esos lugares especiales. Ya bastante experimentado, pues esta ha sido su 26ª edición. Como siempre, el festival ha dejado un gran impacto económico en la ciudad (se calcula que unos 1,3 millones de euros) y ha llenado las calles de gente deseosa de escuchar buena música.
Estos días hemos podido disfrutar de muchos conciertos, pasear por el mercadillo, o hasta ver desfiles y exposiciones. Todo esto con la comodidad que siempre ofrece el Purple, con cero agobios.

Si queréis saber más sobre la edición de este año, y lo más importante, los conciertos que hemos podido ver, no os perdáis el siguiente resumen por días:

Viernes

Aquí comenzamos nuestra aventura por el Purple Weekend, nos dirigimos hacia el Studio 54, donde comienza a agruparse una gran cantidad de gente que acaba de salir del trabajo. Corren las diez y media cuando se abren las puertas.

Al bajar al piso inferior, tenía mis dudas sobre cómo respondería el sonido, ya que la sala es algo pequeña, con un escenario prácticamente pegado a la primera fila, y un sistema de sonido muy particular. Por suerte, pudimos escuchar un sonido bastante bueno.

Estamos esperando la aparición del primer grupo, y tras casi una hora y media de espera los tenemos encima del escenario.

Len Prince 3

Los ingleses salieron como un huracán. Con un pop/punk de garaje, pero con un toque retro de la vieja Inglaterra. Apenas ninguna canción pasaba de los 3 minutos, y es de agradecer en este tipo de conciertos que entre tema y tema apenas había descanso, el final de uno de enlazaba con los acordes del siguiente, un concierto muy rápido sin pausa.

DSCF1123

Sobre la mitad apareció “Swing Like A Monkey” uno de sus temas más famosos, seguido de “With Your Love”. Destacar los coros de su batería que hacía los temas más armoniosos. Se fueron con “Chinese Burn

Len Bright Combo

Llegaba el turno de ver a la banda de Wreckless Eric encima del escenario. Si el anterior concierto destacó por su rapidez, en este recital el ritmo bajó, dando más protagonismo al peso instrumental. Sus canciones parecen no tener esa chispa que poseen las canciones de Wreckless Eric en solitario, pero aun así pudimos disfrutar de un buen conciertos con temas bastantes alargados. Se agradece poder disfrutar de músicos verdaderamente virtuosos que alargan sus temas hacia el infinito sobre el escenario.

Sábado

Entramos en el fin de semana. Por la mañana acudimos al Espacio Vías, donde iban a tener lugar dos conciertos : Crudo Pimiento y Wreckless Eric (esta vez en solitario).

Lo primero que hicimos al entrar fue subir al piso superior, ya que había organizado un mercadillo de ropa vintage y discos. Pudimos ver cosas muy chulas, como juguetes antiguos del mundial de España 82, libros o algunas bicis retro. También encontramos alguna ganga en el mercadillo de discos. Altamente recomendable para los coleccionistas de discos y vinilos.

DSCF1134

Una vez visitado el mercadillo tocaba prepararse para los dos conciertos:

Crudo Pimiento

El primer grupo español que veíamos en esta edición, y la verdad, resulta muy difícil clasificarlos ya que mueven una continua experimentación. Durante el concierto se movieron por géneros muy dispares, llegando incluso al folklore jamaicano o la salsa. Alternaron continuamente instrumentos como ukeleles, guitarra o bombos para la percusión, que esta última, tuvo un gran protagonismo en la actuación.

DSCF1160

 

Wreckless Eric

Tocaba verle por segunda vez, esta ocasión en un escenario diferente, y en solitario. Y es que en solitario permaneció la mayor parte de su actuación, exceptuando el final donde contó con la compañía de otro guitarrista y una pandereta. Tocó algunos de sus viejos temas y sin duda, no faltó “(I’d Go The) Whole Wide World” sin duda el mejor momento del concierto. A rasgos generales, sus temas en solitario cuentan con una presencia más imponente en el escenario que en compañía de su banda.

DSCF1173

Finalizados los conciertos en el Espacio Vías, tocaba descansar y prepararse para asistir por la noche al Escenario Estrella Galicia.

The High Leayrs

Llegamos por fin al pabellón multiusos de León, con un escenario organizado por Estrella Galicia. Sus dimensiones no son demasiado grandes, pero cuenta con unas “mini gradas” ubicadas a la parte derecha, lo que le hace ganar en comodidad. El servicio en barra quizás es un poco reducido y se volvió algo caótico por momentos. Pero en líneas generales el escenario se mueve por una comodidad bastante buena.

DSCF1197

Era tiempo de ver a los australianos, en un concierto plagado de psicodelia de los 60, con unos toques de garaje, haciéndola muy bailable. Acordes con el festival, salieron a escena con una vestimenta muy mod.

Tocaron algunos de sus temas más famosos como “Clear my mind”, y hasta hubo tiempo de escuchar una canción aún no graba ni tocada antes, de nombre “Perfect science”. La voz de Jamie Turner me recordó en algunos momentos a la de Miles Kane, con un tono bastante parecido. Intentaron pronunciar alguna palabra en español, mostrándose agradecidos por estar aquí y se despidieron con el éxito de su primer álbum “Let you down”.

The Loved Ones

Poco a poco, el pabellón comienza a llenarse de gente. La expectación es máxima para ver a un grupo que llevaba 20 años sin pisar España.

Se apagan las luces y suena la música. Lo primero que me llamó la atención, fue la sensación que tuve de estar oyendo algo muy parecido a The Doors durante sus dos primeras canciones, (en serio, parecía que en cualquier momento iban a arrancar con “Break on through to the other side”). Y lo segundo fue el gran carisma que desprendía su frontman Bart Davenport, moviéndose y bailando continuamente por el escenario, en compañía de su armónica. Su voz nos dejó bastante impresionados.

DSCF1200

El concierto se siguió moviendo esta vez más hacia el blues, hasta llegar a algo más de una hora de duración. Si algo podíamos reprochar al concierto anterior fue quizás un poco variedad de estilo en cuanto a sus canciones, sin embargo, The Loved Ones ofrecieron una actuación moviéndose por sonidos más distintos, lo cual es de agradecer.

Por la mitad de su actuación, Bart se quejó de la iluminación, pidiendo más colores a la mesa de mezclas.
En resumen, tuvimos una noche muy bailable, con unos Loved Ones muy aclamados por el público, marchándose muy aplaudidos.

El cierre de la fiesta se produjo en la OH! León a cargo de los Dj’s Allnighters.

Domingo

The Ugly Beats

Teníamos una cita de nuevo con el pabellón, en el que en mi opinión, era el día grande del festival.
De Tejas era el primer grupo en aparecer en escena The Ugly Beats, con un escenario aún algo vacío, pero que fue llenándose poco a poco, para disfrutar de casi una hora de pop de garage por el que pasaron desde “Murder” hasta atreverse con el español en “Los gusanos” o “Sombras”.

En un principio, la voz comenzó estando algo ahogada entre los instrumentos, pero más adelante se solucionó. Se despidieron con “Bee Line” muy contentos, regalando Cd’s a parte del público.

CAM03661

Any Trouble

Y por fin llegaba uno de los momentos más esperados del fin de semana. Poder ver a una gran banda de new wave de los 80, bastante comparados con Elvis Costello.

Gran cantidad de público esperaba su salida. Arrancaron con “Yesterday’s love” su primer single.

El sonido era perfecto, y la banda se movía por el escenario con mucha elegancia.

Siguieron con “Second Choice” posiblemente su hit más famoso, convirtiendo el escenario en una fiesta. Después de haber repasado su primer y segundo single, pasaron directamente al último “That Sound”, para después, nuevamente volver a su primer disco “Girls are always right”.

CAM03712

También hubo tiempo para presentar canciones de su nuevo álbum como “Anybody else”. Pero pronto volvieron a su gran debut con “Nice Girls” y “Playing Bogart

Se marcharon con “Turning up the heat” y una cover de “For what it’s worth” de Buffalo Springfield entre muchos aplausos de un público que ya llenaba el pabellón y se preparaba para el último concierto después de en el que mi opinión, ha sido de los mejores de esta edición . .

The Long Ryders

Y finalmente llegamos al último concierto sobre el Escenario Galicia y posiblemente el más esperado de esta edición.

Los americanos aparecían muy aplaudidos y comienza su recital. Los temas de su pedazo de álbum “Native Sons” no tardan en aparecer y casi a las primeras de cambio ya tenemos “Run Dusty Run”. Se nota desde el primer momento que el grupo emite una atmósfera especial y que es un concierto diferente.

Alternan voz entre 3 miembros por lo que las canciones ganan variedad. Sid Griffin es el que habla de cara al público, mostrándose como un frontman muy simpático y gracioso, que se arranca alguna palabra en español y de vez en cuando voltea su guitarra para mostrar un papel pegado en el que puede leerse “Gracias Amigos”.

CAM03734

No faltaron tampoco otros hits como “I want you bad” o “I had a dream”.

Se marcharon muy aplaudidos, cerrando con “Looking for Lewis and Clark”. Sin duda, un broche de oro para cerrar el fin de semana por todo lo alto.

Lunes

Y el lunes es el día que ponemos el punto final, con dos conciertos aún en nuestra agenda.

En primer lugar los leoneses “The Allrighters” ofrecieron el primer concierto del día después de la hora de la comida en el Gran Café. En su actuación lucieron su psicodelia de garage que estará presente en su primer LP que será publicado en enero.

Nos tocaba movernos de nuevo al Espacio Vías para disfrutar del que ahora sí, sería el concierto de despedida del Purple Weekend.

Les Grys- Grys

Los franceses hicieron su aparición como si se tratase de una peli británica de los 60, con un look Mod total. Y nos hicieron vibrar durante algo más de hora y media con su Rythm´Beat de alto octanaje.

WP_20141208_20_57_22_Pro 1

Mención especial al guitarrista, un verdadero máquina capaz de tocar su instrumento con una baqueta con una habilidad pasmosa, y bajando del escenario hasta 3 veces para mezclarse entre la gente.
Perdí la cuenta de la cantidad de Bises que hicieron, y es que gustaron tanto entre el público que éste no paraba de reclamarlas más y más.

Llamó la atención la potencia que llegaron a alcanzar los bajos (sobretodo el bombo de la batería) pese a ser un escenario tan pequeño.

Finalmente se despidieron siendo uno de los ganadores de esta edición.

Y esto ha sido todo, una edición del Purple Weekend que ha dado mucho de sí. Nos quedamos con unos cuantos conciertos, descubrimientos y también con la comodidad con la que hemos vivido todo.

Nos vemos el año que viene, ¡Viva el Purple Weekend!

Crónica by @DaniBena20. Fotos by Marta Álvarez del Río.