Tras su primera visita a la ciudad madrileña en la que presentaron su último trabajo, Tots els meus principis, Els Catarres volvieron a Madrid para llenar la Sala Copérnico de catalanoparlantes (unos de origen y otros no tanto). La sala vibraba con cada nota del trombón o de la trompeta, instrumentos imprescindibles en la mayoría de las canciones de la banda.

Los tres integrantes del grupo, Jan, Èric y Roser, demostraron su complicidad en el escenario con sus canciones más conocidas del último álbum, como “Fins que arribi l’alba” o “Perfectes“, que hicieron saltar a todo el público y emocionarse tanto como lo estaban ellos. Como dijo Roser en el concierto, “nos hace mucha ilusión llegar a Madrid y que todo el mundo se sepa nuestras canciones después de haber llegado de la India donde, lógicamente, no se sabían ninguna”.

els catarres 2019

Además, hicieron un repaso por canciones de otros discos, como “Invencibles“, “Tintin” (“para cualquiera que tenga el corazón roto”, anunció Èric), “Jenifer” o “Vull estar amb tu“, con las que el público cantaba y bailaba tanto o más que con las otras.

Roser quiso dedicar “T’estava esperant” a una persona importante para ella mientras se iluminaba la sala con las bolas de discoteca y todo el público encendía la linterna del móvil. Esto demuestra que, una vez más, la capital también se rinde ante Els Catarres.

Tras el grito final del público, abandonaron felices el escenario: ¡Visca la música catalana!

Crónica y fotografías by Sara Chinasky