Disfrutamos del concierto de Dani Pacheco junto a su banda hace unas semanas. Fue en aquel Poetry & Music Project, donde compartía cartel con la poeta María Solá y el conjunto The Blue Bell Band. Una combinación que le viene como un guante, porque Dani Pachecho es cantautor (con toda la música y letra que eso conlleva). Estruja sus ideas y el diccionario castellano para producir los mejores versos posibles.

El gaditano sabe lo complicado que es abrirse paso en el mundo de la música, pero lucha cada día y en cada bolo para alcanzar el lugar que merece. Publicó su primer disco, Alpha, hace un par de años, y aunque no tiene prisa por publicar su siguiente trabajo, su mente ya está trabajando en él.

Hace unos días, Dimas Pardo y yo, tuvimos ocasión de charlar con él en el Gorila de Malasaña. En la conversación de más de una hora de duración se pusieron sobre la mesa numerosos temas. Comenzamos hablando de Father John Misty y el tema fue avanzando hasta debatir sobre su futuro, influencias y diferentes asuntos.

Su próximo concierto será el 4 de abril en el Teatro Off La Latina junto a Javi Badillo. Las entradas están a la venta en la web del teatro.

 

Entrevista a Dani Pacheco

 

¿Cómo empezaste en la música?

Hace 10 años, en San Fernando, mi pueblo. Allí empecé con todo esto de la música, a dar los primeros golpes de guitarra. Si estamos hablando de algo más en serio, el tema comienza con una banda que tenía antes, Hymalaya, de la que hay material en Internet. Recuerdo que antes componía por tener canciones, porque te lo pedía el cuerpo, no pensaba en llevarlas delante de la gente. Y fue cuando se disolvió Hymalaya cuando decidí empezar mi carrera en solitario.

 

¿Qué diferencia hay entre la relación entre un cantautor y su banda y formar parte de una banda?

Hay menos de la que parece a priori. Existe la falsa creencia de que el cantautor tiene su nombre en el cartel y hay una separación con su banda, pero yo estoy comprobando que no. Es cierto que cuando tienes una banda el objetivo es compartido y se nota a nivel promoción, mientras que en solitario esos temas tienes que afrontarlos tú solo. Pero la camaradería entre compañeros de banda es prácticamente la misma, los ensayos, el compañerismo…

La diferencia clara, recalco, es la gestión de todo, que la haces tú mismo.

 

https://www.youtube.com/watch?v=jlZ2nDWpsU4

 

Y a la hora de componer, ¿hablas más de tu vida o de vidas ajenas?

Cuando compones una canción hablas de ti, y eso afecta a las letras. No eres el mismo que hace un año, y la música evoluciona contigo. Es lo bonito de esto, lo de abrir nuevos horizontes.

 

¿Cuáles son tus referencias a nivel música y poesía?

Estoy constantemente consumiendo música. No tengo un referente absoluto. Escucho mucha música al día. Por ejemplo, hace poco a nivel internacional conocí a Andrew Combs, que es una pasada. Además de tener una voz genial y una producción exquisita, narra historias, tiene un hilo conductor en base a unos versos muy buenos. Y en español he conocido hace poco, en el concierto de Txetxu Altube, a una cantautora que se llama Nadia Álvarez y que su último disco se llama Mundos Sutiles. Sus imaginarios son diferentes, pero ambos me encantan.

También me fijo en artistas como Beck, que aunque solo tenga un disco con el que identifico mi música (Morning Phase), el cual me lo recomendó un compañero de Jerez llamado Pablo Petidier (que por cierto tiene un disco brutal titulado Second Grace), me inspira mucho.

En cuanto a escritores, depende del tipo de canción. Si es una canción más visceral, me gustan los escritores de realismo sucio, como John Fante. Aunque si te soy sincero, lo último que he leído es de Sam Shepard, (Yo Por Dentro) y me ha dejado abrumado. Referente desde ya.

 

¿Tienes como objetivo llegar a un público enorme?

Depende. Habrá gente que le preguntes si le gustaría tocar delante de 40000 personas y es posible que te digan que no. Yo cuando doy un concierto no suelo pensar en un objetivo a largo plazo, sencillamente me subo al escenario y disfruto. Pensar en algo más allá no creo que aporte, sino más bien desaporta. Tener ambición no es malo, pero nadie tiene la bola mágica para alcanzar el éxito. Y más en mi caso, que si encima eres artista solitario, autoeditado, te promocionas tí solo… Lo mejor es hacerlo lo mejor que puedas y darlo todo en cada momento.

 

dani pacheco 2019

 

En base a lo que dices, tú podrías considerarte indie. Pensando en otras bandas que se definen como tal, ¿crees que se ha ido a la mierda el significado de la palabra?

Para mi, definirlo es la cosa más difícil del mundo. Creo que nadie tiene la respuesta si se refiere al género, no al significado estricto de la palabra. Lo que veo bien es que las bandas evolucionen, porque al final todas buscan lo mismo cuando comienzan: triunfar.

 

Cambiando de tema, Alpha, tu primer disco, lo publicaste hace dos veranos. ¿Para cuándo el próximo?

Querría que fuera pronto, pero aún no lo sé. Te cuento, la idea respecto al primer disco ha cambiado mucho. En aquella época me encerré en casa, fue una época muy introvertida, los temas apenas se probaron en directo… Sin embargo, ahora que sigo componiendo mucho, he conocido nuevos estilos y artistas, y estoy esforzándome en sacar a la luz esos temas nuevos y ponerlos en contacto con el directo, con ensayos… Por ejemplo, aquí en Madrid, he tenido la posibilidad de probar canciones con diferentes músicos que me han aportado su punto de vista para “mejorar” la canción. Y eso es muy enriquecedor.

Es decir, ¿me gustaría grabar un disco? Sí. ¿Es el momento de publicarlo? Aún no.

 

Oye, y ahora que hablas de Madrid. ¿Te parece una buena ciudad para un músico?

Por supuesto. Cuando vine a vivir aquí tenía unas expectativas que se están cumpliendo. Madrid tiene una escena artística muy rica. Es una ciudad en la que sales una noche y el abanico de personas que puedes conocer es muy amplio: escritores, actores, músicos… Y cada persona te va a aportar algo si tienes los ojos y los oídos abiertos.

El ser músico, además de tocar, tiene que ver con relaciones humanas. Aprendes mucho con la gente en todos los aspectos vitales.

 

Pasemos a anécdotas memorables: ¿Cuál fue tu peor bolo?

Pues recuerdo uno que di con un grupo que tenía hace tiempo. Era en Jerez de la Frontera, en una sala que se llama La Ratonera. Un bolo que yo mismo cerré, en el que había liado al grupo para que fuera hasta allí… Tengo que decir que siempre que he tocado ha habido alguien en el público. Una persona. Alguien. Pero en este concierto no recuerdo a nadie, bueno sí, el otro grupo que nos teloneaba. Y no sabes lo que es estar en una sala enorme, con el camararero (para nadie) y únicamente con la otra banda viéndote tocar.

 

¿Y seguisteis para alante?

Por supuesto. Tocamos.

 

Mis respetos. Venga, Dani, preguntas rápidas: ¿Película favorita?

Inside Llewyn Davys.

 

¿En qué banda española tocarías como músico si te lo ofrecieran?

(Piensa durante unos segundos) Quique González y Los Detectives. Súper referente.

 

¿Cómo ves la escena española actual?

No te voy a hablar de la española, sino de la de mi tierra, la de Cádiz. Me está encantando la variedad de estilos y propuestas que están surgiendo. Como Suso Díaz o Smokers Die Young. Os animo a investigar más sobre ella, porque merece la pena.

 

Nombra a algún grupo que escuches cuando estás de resaca.

Soy muy masoquista, si me toca una resaca de esas low battery me pongo mucho a Bon Iver, Gregory Alan Isakov… Y hay un disco que siempre escucho porque lo pillé como costumbre hace tiempo: El Cantante, de Andrés Calamaro. En definitiva, ese estilo indie-folk es el que me ayuda a remontar (o no) el día.

 

Para terminar, ¿qué puede esperar la gente que vaya a verte en directo el 4 de abril?

Intento que sea dinámico, no muy lineal. Que el público conecte no solo en el aspecto musical. Me gusta crear una atmósfera entre melancólica y de felicidad. Por ejemplo, en el Directo en Lavapiés (el vídeo está arriba) se capta bien lo que se puede esperar de mi concierto. Aunque sentirlo en vivo, evidentemente, siempre es mejor.

 

Entrevista by Ray Vegas & Dimas Pardo