Galicia y Asturias son dos comunidades limítrofes con muchos rasgos en común pero que también cuentan con diferencias propias que las hacen únicas y especiales. En palabras de Covadonga y Antía son algo así como Primas Hermanas, así que este nombre sirve para describir a la perfección su nuevo proyecto musical: Dos miradas musicales distintas pero muy cercanas.

Miss Medolías” es su primer LP conjunto, y ha sido publicado por el sello discográfico Oso Polita, creado por la promotora Last Tour (BBK Live, Bime, Azkena…). El proyecto será presentado por todo lo alto el 4 de noviembre en Pamplona, abriendo el concierto de Belle And Sebastian. Pero… ¿de dónde sale el proyecto de Primas Hermanas?

Miss Medolías – Poesía pop con aires de nostalgia

El grupo nace a partir de dos mitades. La primera de ellas es Covadonga de Silva, unas de las pioneras femeninas del indie con Nosoträsh, que por qué no decirlo, fue uno de los mejores grupos de nuestra historia reciente. Y es que discos como “Popemas” o “Cierra la Puerta al Salir” son grandes ejemplos de sencillez pop ejecutada de forma brillante con temas fugaces pero que perduran el memoria gracias a sus geniales letras. Tras pasar por Petit Pop, Covadonga se ha unido en esta ocasión a Antía Eseuve, la otra mitad del grupo y perteneciente a otras bandas como Casa Manuela o Concertino.

Para este disco han contado con varios compañeros de viaje, como Pedro Vigil (miembro de Penelope Trip que ha realizado las labores de producción),  Mar Álvarez (Pauline en la Playa) o Natalia Quintanal (Nosoträsh) entre muchos otros. El resultado es un álbum de cortes nostálgicos y reflexivos pero con un acertado tono de humor.

Todas las canciones tienen una base de guitarra acústica de pocos acordes, pero que poco a poco se van adornando con diversos arreglos que ayudan a meternos más de lleno en el mundo de Primas Hermanas, que además tienen unas letras muy divertidas como en “La Cochinchina“, “Mi Lado Canalla” o “Fisherwoman“. Todas las canciones son de duración breve (al más puro estilo Nosoträsh), y puede que no alcancen el nivel de brillantez de “Popemas“, pero tampoco pretenden eso. “Miss Medolías” funciona como un disco perfecto para disfrutar con un buen café en mano en una tarde de domingo. Seguramente el próximo verano se pasen por algún festival.

Puntuación