xoel lopez

El pasado jueves tuvimos la oportunidad de entrevistar al artista gallego Xoel López, que se encuentra de gira por todo España fardando de su último disco, Atlántico. Un álbum que ha obtenido gran acogida entre el público y la crítica.

Como todo lo bueno requiere de cierto tiempo, nos hemos tomado el nuestro para publicarla, pero ya está aquí amigos. Sabemos que esto no es jotdown, pero de vez en cuando también nos gusta hacer entrevistas largas.

¿Cómo va la gira? ¿Tienes concierto mañana en Barcelona verdad?

SÍ, muy bien, la verdad. Ahora en Barcelona ya está todo vendido y eso siempre te da alegría. Da pena por la gente que se va a quedar fuera pero hace mucha ilusión.

En general la gira muy bien, es la primera  en cinco años después de mi estancia en América y tenía muchas ganas de estar un invierno en España  viviendo aquí y hacer una gira al uso, que es algo que hace mucho tiempo que no hacía.

Hablabas de tu estancia en América, ¿Qué tal todo por allí? Supongo que será imposible de condensar en una respuesta.

Pues sí, fueron tantas cosas en tanto tiempo que es muy difícil,  he tirado la toalla respecto a intentar explicarlo todo, pero bueno sí me quedo con un montón de experiencias, de sensaciones nuevas que afectaron ya a Atántico y que siguen afectando a mi música, es como si hubiera abierto muchas puertas que ya no se cierran. Te abre mucho la cabeza el vivir fuera, no sólo por estar en América latina que es algo que ya de por sí me aportó muchas cosas concretas, lugares, gente..si no también el estar fuera de tu casa, estar en un lugar donde no conoces todo, irte a vivir a un continente nuevo con todo lo que ello supone. Son muchas cosas que te ponen en un lugar difícil pero que te enriquecen mucho, es una situación en la que aprendes por cojones.

Muy cierto todo lo que nos comentas, hablemos ahora de tu último trabajo Atlántico que llegaba en 2012 como primer disco de una nueva etapa y que BUM ha tenido un grandísimo reconocimiento, buenas críticas, etc. ¿Esperabas algo así?

Que va, para nada, es algo que no puedes esperar. He aprendido a no esperar nada, haces tu trabajo lo mejor que puedes siempre y luego nunca se sabe.

A mí me encanta mi trabajo, soy músico por pasión, haría discos trabajase en lo que trabajase, entonces igual que no espero nada me fío sobretodo de lo que me pasa a mí, si yo estoy contento con el disco ya pueden decir misa y  yo me quedé muy contento con Atlántico. Me pareció que reflejaba muy bien todo lo que había vivido, que era un buen reflejo de lo que había sido mi vida los últimos años, entonces en ese sentido yo ya estaba contento, luego obviamente todo lo que venga a posteriori no depende de ti.

Sacar un disco pensando que le va a gustar a mucha gente o que le van a dar premios es un poco osado, en esta situación incluso más ya que era una nueva etapa, un disco que no encajaba en ningún estilo en concreto o dentro de alguna escena en particular. Ahora estamos en un momento dulce pero tuvimos que trabajar mucho para posicionar el disco, el hecho de cambiar de nombre, de estilo, mostrar esta nueva etapa… a mucha gente le gustó y a otra no, gente que antes no nos iba a ver porque no le gustaba Deluxe y ahora le flipa Xoel López y también al revés.

Hablando de buenos discos, este último curso hemos podido ver cómo compañeros del género como Ferreiro o Quique González también les iba muy bien con su últimos trabajos ¿Podríamos decir que la música española está en un buen momento? ¿Más creativo quizá?

Sí, también creo que ahora se le está dando algo más de bola, antes parecía que solo había grupos extranjeros en lo que era la música de culto en España.

Yo me crié en una época donde la música buena era la de fuera y la española era música cutre, pachanguera. Ahora estamos en un momento en que se está empezando a considerar la música de aquí como algo de calidad, no necesariamente tiene que ser de fuera. Es la pescadilla que se muerde la cola, si le das oportunidades a la música española, la música española crece.

Por ejemplo, el hecho de hacer un disco como Atlántico y que haya tenido apoyo de la gente y de los medios es algo que le da alas, se puede arriesgar un poco. Parece que es algo que estamos haciendo todos de la mano, apostar por la música española y sí que estoy  de acuerdo con que coincide con que se está haciendo mucha música de calidad. Hay muchos artistas nuevos a pesar de la crisis económica, que no está siendo una crisis artística, sino todo lo contrario

También hay ahora muchas más formas de autoproducirse y ver que salen buenos trabajos

Sí, yo cuando tenía 15-16 años y empecé a grabar era súper difícil llegar a un estudio, tenías que ahorrar pasta, pedirle dinero a tus padres, buscarte un trabajito para poder grabar una maqueta de mierda y ahora todos los chavales con 14 años tienen su estudio en casa, igual no un buen estudio pero ya puedes ir haciendo tus pinitos, algo que para mí era un sueño cuando era un chaval. Creo que eso ha favorecido a que la gente sea más activa, que pueda desarrollarse creativamente hablando.

Hablabas ahora de cuando eras chaval…el otro día encontraba un vídeo tuyo actuando de Lennon rememorando a los Beatles en Lluvia de estrellas hace un montón de años ¿Qué queda de aquel Xoel López?

Sería injusto decir que mucho porque realmente eso fue algo muy puntual que me ofreció un amigo y le dije que sí medio a regañadientes. Al final acabé ahí, me lo pasé muy bien y fue muy divertido pero no tenía nada que ver con lo que hacía yo. Fue como una especie de juego, una anécdota pero yo en ese momento ya tenía un grupo, hacía mis canciones. Luego nos ofrecieron hacer más cosas con ese proyecto y yo ya dije que no a todo, de hecho volvieron luego a la tele y tuvieron que llamar a otra persona porque yo no quise volver (Ríe).

También es verdad que aquello de la música nos parecía como un sueño imposible, luego mis circunstancias me llevaron a poder cumplirlo, pero eso fue luego con el tiempo. Lo que sí te digo de esa época más allá de lo de Lluvia de estrellas, es que yo ya era un melómano perdido y flipaba con la música, era lo que más me llenaba y sigue llenándome, tenía claro que era mi pasión y quería dedicar mi vida a la música y así fue.

Al igual que Lennon eres compositor, para los que no tenemos ni idea de juntar una nota con la otra todo esto de componer se antoja como algo imposible ¿Nos cuentas un poco como es tu proceso compositivo?

Primero tiene que haber como una semilla que es emocional realmente, desde un lugar de tu mundo emocional aparece una necesidad de sacar algo, entonces de esa sensación aparece la necesidad de escribir algo, de contar algo. En esos momentos normalmente me pongo a escribir, y si además me pongo a tocar la guitarra por encima  le busco ya los acordes y acabo haciendo  la canción completa. Pero normalmente primero escribo, saco todo lo que tengo que decir, es curioso porque te quedas como agustito. Una vez que tengo la letra me empapo en ella para que los acordes vayan impregnados de ella, y luego ya arreglar es más difícil. Es algo que se coge de haber escuchado mucha música, vas tirando de tus referencias. Luego los músicos también aportan lo suyo, el productor, etc.

¿Es lo que más te gusta? ¿Escribir?

Es difícil porque también me encanta interpretar, soy muy de escenario, me encanta el directo, llevo toda la vida tocando y es algo que disfruto mucho. Escribir es como algo más espiritual. En los conciertos es distinto, te entregas más a la gente.

“Tierra” parece haber sido el gran éxito del disco.

Sí, es una prueba de que las canciones las hacemos entre todos. Cuando la sacamos como adelanto del disco tampoco me parecía que destacara tanto como otras y sin embargo hubo una reacción del público especial. No se qué hubiera pasado si hubiera sido otra, supongo que había gente esperando algo y pusieron toda su energía en ella.

Es muy circunstancial lo que pasa con las canciones, el valor que tienen es algo colectivo.

Yo me quedo con “Buenos Aires” y “Caballero”.

Mira, justo Caballero es una de las canciones que pensé que más éxito iba a tener del disco y no pasó eso para nada, es una canción que está ahí como otra cualquiera, es algo que te demuestra en cómo puedes equivocarte al pensar cual va a ser la reacción de la gente.

Grandes públicos reventando el aforo o pequeñas salas y el ambiente íntimo de un acústico.

Sería injusto decantarme por una. Para que lo entiendas es como si te dicen qué prefieres, una cena romántica o una fiesta con amigos. Son cosas complementarias, yo quiero todo, si puedo hacerlo voy a hacerlo todo.

Te hemos visto tocar con muchos otros artistas pero sobretodo nos llaman la atención las colaboraciones con Iván Ferreiro ¿Dirías que es tu compañero favorito sobre el escenario?

Yo creo que Iván y yo nos compenetramos especialmente bien, hay una conexión. Estuve el otro día en la Riviera cantando con él y me fui del escenario diciendo joder, pasa algo, hay algo especial. No sé por qué, nos miramos en el escenario y hay como una especie de energía, los dos tenemos carácter sobre el escenario y se realimenta cuando nos miramos. Es como con las personas, hay gente que saca lo mejor de ti y otros sacan lo peor.

Aparte de Ferreiro, si pudieras elegir a alguien con quien tocar, sin ningún tipo de limitación espaciotemporal ¿Te quedas con alguien?

Hombre me gustaría tocar por ejemplo con el batería de Jimmy Hendrix, que murió, Mitch Mitchel, uno de mis baterías favoritos de la historia. Me gustaría tocar con la banda de Héctor Lavoe que debía ser la hostia. Me gustaría grabar en los estudios de Simon & Garfunkel, escuchaba el disco de Bridge Over Troubled Water y pensaba eso, me encanta el sonido de ese disco y decía joder, si pudiese grabar aunque fuese una canción con este sonido sería increíble.

¿Alguna canción que hayas escuchado últimamente y que te haya encantado?

Muchas, voy poniendo en favoritos las canciones que me van gustando en Spotify así que voy a hacer trampa y voy a mirarlo. Te voy a recomendar una canción de Franny Glass. Es un músico Uruguayo, yo le produje el último disco y, bueno, lo recomiendo especialmente. Tengo aquí la canción “Me debo concentrar” de su anterior disco que es muy bonita. También hay una canción que me llegó que se llama “Laura” de Bat for Lashes.

Pareces una persona bastante interesada en la cultura en general, aparte de la música ¿Qué otra expresión cultural te mola más? Literatura, cine, pintura…

Todas un poco pero yo diría que el cine es la que más me gusta, básicamente porque me parece que es la más completa. El nivel de evasión que alcanzas con una buena película es brutal, te shockea, a veces vas al cine y estás como en una nube y eso me flipa.

Dentro del debate entre música independiente y música comercial que parece haberse convertido en el monotema del ambiente musical ¿Qué consejo le darías a grupos que comienzan en mitad de este embrollo en el que parece que hay que posicionarse de un lado o del otro?

Lo primero que le diría a un grupo en ese sentido es que intente ser lo más libre posible, es verdad que la libertad hay trabajarla, no es fácil ser libre del todo. Intentar no tener prejuicios, si algo te gusta hazlo, no seguir ninguna norma de esto es lo que mola lo que no mola porque lo más importante es que seas tu, nadie te va a decir que es bueno o malo, si eres tú siempre vas a ser creíble, la autenticidad no tiene que ver con un estilo musical.

Yo cuando empezaba a veces tenía miedo de ser un poco ñoño hasta que me di cuenta de que sí, que era algo ñoño -ríe-

Mójate un poco: Buenos Aires, Coruña o Madrid.

Mira, ahora mismo Madrid, porque estoy viviendo aquí, me estoy reencontrando con la ciudad y me estoy dando cuenta de que es un pedazo de ciudad, pero obviamente es imposible, te respondo porque me obligas y porque soy muy de vivir el presente, ahora estoy aquí y es lo importante.

Vamos terminando. Volviendo al disco, ¿qué imagen te gusta pensar que crea en la cabeza de quienes lo escuchan?

Depende del pasaje del disco, hay momentos que yo veo una playa española y otros que veo un Río de Janeiro bullicioso, otros momentos taciturnos, no sé, una relajación que no había conseguido en discos de Deluxe. Veo puestas de sol y al mismo tiempo también veo paisajes urbanos, escucho buenos aires y veo calles, trenes, urbe. Así a modo brainstorming es lo que me sale.

Por último, ¿algún próximo trabajo en el horizonte? o la espera será larga.

Llevo haciendo maquetas como un mes y pico, justo ayer empecé a ensayar con los músicos y tenemos ya tres temas más o menos claros, de unas 16 canciones que ya tengo. Tengo el objetivo  de sacar disco a finales de año. Me gusta la idea de sacar disco cada 2-3 años, creo que da tiempo a hacer las cosas con más mimo y queda mejor.

Entrevista by @cubesp