Sm_7112_48.tif

Hoy es un día triste para la música. Joe Cocker ha muerto a los 70 años a causa de un cáncer de pulmón. Faltan palabras para describir la exitosa carrera del de Sheffield. Más de 40 álbumes a sus espaldas, mirada perdida y una voz desgarradora que hacía temblar cualquier escenario.

En estos momentos es inevitable que se nos venga a la cabeza su actuación en Woodstock 69. Un directo que perdurará por siempre y en el que su “With A Little Help With From My Friends“, la versión de The Beatles que mejoró hasta alcanzar la perfección más absoluta, brilló con luz propia. Una canción que mantendrá vivo su espíritu por siempre.

DEP, Joe.