jacco-gardner-barcelona

Entrar en una sala medio vacía cuando el nuevo rey del pop psicodélico está a punto de salir al escenario solo puede tener una explicación: esta noche hay fútbol. El ya no tan adolescente Jacco Gardner saltaba puntual al escenario saludando tímidamente al público catalán, escondiendo su rostro tras su larga melena rubia, mientras todas las miradas se fijaban en cada uno de sus movimientos. J.Gardner visitaba la ciudad condal para presentar su reciente segundo álbum Hypnophobia (2015), acompañado por Nic Niggeburgge en la batería, Frank Maston en los teclados, Ben Rider con la guitarra eléctrica y Jasper Verhulst con el bajo.

Hypnophobia” fue el tema encargado de dar el pistoletazo al directo. Melodías apacibles y sonidos cálidos consiguieron transportarnos a la imaginación alucinógena del holandés en milésimas de segundos. La puesta en escena era de lo más sencilla: un simple parpadeo de luces que rebuscaban un hueco en la oscura sala. Gardner saltaba de un disco a otro, convirtiendo sus acogedoras melodías en una odisea a la que arrimarse bien cerca. Recuperó el himno de su álbum debut, Gabinet of Curiosities, “Clear The Air” . Y fue en ese preciso instante cuando Gardner y los suyos tiñeron de psicodelia la ciudad condal. Le siguió “Puppets Dangling”, donde los coros brillaron por completo sin robar protagonismo al polifacético artista, que se encontraba en el centro del escenario coordinado la guitarra acústica, la pandereta y los sintetizadores. No faltó la apacible “Summer’s Game” ni “Chameleon”.

Jacco consiguió trastornar al público: hubo momentos serenos y sosegados – con la cálida Outside You, A House On The Moon, la hipnotizante Where Will You Go o la envolvente The Ballad of Little Jane – y momentos de extrema locura, especialmente con el tema que abre su nuevo disco, la acuosa Antoher You, y con el single Find Yourself. Se apagaron las luces entre aplausos y gritos excitados mientras desaparecían uno a uno del escenario. Y no pasó más de un minuto cuando Gardner volvió al escenario para rendir tributo a su antigua banda The Skywalkers con How To Live Again.

Y lamento deciros, a los que optásteis por el fútbol, que desperdiciásteis vuestra noche, pues Gardner exhibió una elegante e inolvidable psicodelia el miércoles en Barcelona.

By Nuria Prats