camellos

El punk no necesita ser salvado porque, además de no estar muerto, jamás lo estará. Eso sí, nunca está de más que –por decir algo- lleguen cuatro chavales de Madrid y te den una lección. Bueno, no era por decir algo, de hecho esa ha sido una frase bastante calculada: literalmente han tenido que llegar cuatro chavales de Madrid para recordar a más de uno de qué iba el asunto.

Camellos – Embajadores

Ellos son Camellos y esta pasada primavera de 2017 se presentó especialmente desmadrada gracias al disco que presentaron al mundo. Con la ayuda de Limbo Starr han elaborado un álbum debut mayúsculo de cabo a rabo. Su primogénito –pues el proceso de elaboración de un disco debe ser claramente similar al de parir un ser humano- ha sido bautizado como el barrio de la capital: Embajadores.

https://www.youtube.com/watch?v=6g6PzEKYnz4

Predominan los riffs directos al pecho y los juegos de palabras, rebosando inmediatez, rabia y más que actitud. Mediante una siempre limpia melodía –ojo, sin pecar precisamente de sobreproducción- Camellos hacen que el oyente viaje a través de las quince canciones que integran el álbum; parecen tener bastante claro que el mensaje debe llegar al público pero de forma adecuada. Las dos voces -tratadas solamente por encima y fieles a su papel en los directos-  arrojan críticas a la cotidianidad de la juventud, a los nuevos ricos, por supuesto también a los ricos algo más viejos, a los adictos al trabajo y a otros tantos receptores de sus afiladas palabras. Poca gente debe haber confeccionado antes un disco en el que haya espacio para la Pantoja, Correos, Sánchez-Dragó, Tinder, anfetaminas y la Wurlitzer. Pues bien, en Embajadores sí lo hay. Un análisis como el que Camellos hacen, solamente se consigue si se concibe desde dentro; juzgar Instagram teniendo una cuenta oficial o –apuesta personal- soltar un involuntario “picsa” alguna que otra vez.

Los estribillos ácidos y pegadizos que contiene Embajadores logran que los madrileños se metan a los espectadores en el bolsillo desde el minuto uno. Quien no corea en un concierto de Camellos es porque no quiere. La adrenalina se respira en el ambiente y el caos se palpa mediante ininterrumpidos empujones, saltos y baños de cerveza proyectada hacia todas direcciones. Se puede beber del punk ochentero y demostrar frescura, para muestra un botón.

Próximos conciertos de Camellos

02/09 en Oviedo – La Salvaje
08/09 en Tarragona- Sala el Cau
09/09 en Barcelona – Sidecar
16/09 en Madrid – Moby Dick Club
XX/XX en Bilbao en – Villa de Bilbao
03/11 en Toledo

Camellos encierran en Embajadores un trabajo redondo en el que tratan de forma incisiva  temas serios expresados desde el humor con una gruesa capa de sarcasmo y una cuidada melodía. Próximamente lo defenderán por salas de ciudades como Oviedo, Tarragona, Barcelona, Madrid, Bilbao o Toledo. Ante la imposibilidad de ir… siempre se puede intentar llenar ese vacío encargando merch o -usando las palabras de Camellos- cuidando bien de tus amigos (sobre todo si son ricos) y, con un poco de suerte, te regalan la entrada y el vinilo.


By Lara Fernández