Los sonidos sureños y las largas barbas volvieron a encontrarse con León una noche más. “En 2018 comenzamos aquí nuestra anterior gira, así que no se nos ocurre un lugar mejor para iniciar esta nueva gira del 2020” comentaba el grupo al inicio del recital. El público leonés siempre responde con creces a la llamada de los vallisoletanos, y en esta ocasión El Gran Café había colgado el cartel de no hay entradas unas horas antes del comienzo.

A lo largo de hora y media el grupo fue presentando canciones bastante recientes de su disco Sonora, a la vez que encajaba piezas más antiguas dentro de su repertorio. La comunicación banda – público fue muy fluida, y la noche estuvo cargada de anécdotas.

Guitarra de Arizona Baby

El grupo relató aquellos momentos que les inspiraron a convertirse en el grupo que son hoy en día, como las tardes viendo la MTV o comiendo pizza, además narraron alguna anécdota en cuanto a las composiciones, o su viejo estudio ubicado cerca de las vías de un tren.

Gran Café Arizona baby

 

El sonido nos llevó desde el folk sureño a el rhythm and blues más clásico. Tras el esperado BIS prometieron volver pronto a la ciudad leonesa.

Arizona Mahou

 

Crónica By : Daniel Santamaría

Fotos By : Virginia Presa