Por Dimas Pardo

 

Si eres miembro de la Real Academia Española, estudioso de la filología, o sencillamente una persona de a pie que procura no patear el diccionario, quizá tengas problemas con las palabras a la que nos tiene acostumbrados Rosalía en sus canciones. Una serie de conceptos y de términos moernos utilizados en sus discos y en el parque del polígono a la hora de la litrona.

Para que no te hastíes más en tus tardes de Chettos y playlist de Youtube, te traemos la definición y signficado de todos ellos. Eso es, ya está aquí la ansiada respuesta a qué significan esos palabros de Rosalía que se te escapan y te incapacitan para desencriptar el velado tesoro poético de sus letras.

 

*Al menos las que conforman “Motomami” o “El mal querer”.

**Los Ángeles, su primer disco, lo dejamos fuera. Que, como sabemos todos los fans de la maqueta de Estopa, es el único intocable.

¡Tus abusones jamás te volverán a decir que te falta calle!

 

Aquí tienes el Rosalíccionario, el diccionario de Rosalía

 

  • A palé

“Muerde si tienes que morder

A palé, a palé, a palé, a palé”

Relativo al palé o los palés de madera. Artefacto que conocerás muy bien si vives cerca de una obra o has visto como se acaba la leche en el supermercado. Suelen quedar debajo.

 

Lo usamos en una frase:

“Te voy a dar guantazos a palé”

Traducción aproximada:

“Te voy a dar tantos guantazos que vas a creer que vienen en palés de obra”.

 

  • Chucky

“Hoy estoy a fuego, ‘toy chucky

Dulce, deliciosa como una cookie”

 

Viene a ser como “On fire”, un anglicismo que ha calado mucho en nuestras calles. Lleno de energía incombustible.

 

Lo usamos en una frase:

“Esta noche se sale, que flipas lo chucky que estoy”.

 

 

  • Benjis

“Soltando los benjis”

 

Aquí Rosalía no hace referencia a tu primo Benjamín o a Genzo Wakabayashi (Benji “Pantera” Price), se refiere a Benjamin Franklin, el polímata norteamericano.

Y no por sus avances en la ciencia o por su suerte en política, más bien por ser la cara visible de los billetes de 100 dólares.

 

Lo usamos en una frase:

“Mamá, dame un par de benjis que flipas lo chucky que estoy”

Traducción aproximada:

“Madre, deme un par de billetes de 100 dólares que me siento lozano y repleto de la energía de la juventud y quiero ir a dilapidarlos pronto”.

 

  • Dembow

“El dembow lo canto con hondura”

 

El dembow es un género musical que se origina en Jamaica​ y se desarrolla a mediados de los 80. Quizá le debamos a él la epidemia de reguetón de los 2000 cuyas consecuencias seguimos pagando.

Si se nos permite la exégesis, con “El dembow lo canto con hondura” Rosalía quizá se refiera a que lo canta desde lo más hondo.

 

Lo usamos en una frase:

“Mamá, dame un par de benjis que flipas lo chucky que estoy. Me voy a bailar dembow con la Mari”

 

  • Expensiva

“E de expensiva, emperatriz, enigma, enterada”

 

Si eres Rosalía se te permite españolizar el término inglés “expensive”, traducido como “caro”.

 

Lo usamos en una frase:

“No tengo los suficientes benjis como para sufragar lo expensiva que está la Mari esta noche.”

 

  • Haraca

“¿Qué más da que me tire La Mala?

Si Haraca me tira la buena”

 

Aquí, Rosa la lía, se refiere al cantante Haraca Kiko. Cantante dominicano que te recomendamos con profusión si quieres seguir indagando en las letras de canciones con palabras inventadas, lejos de la ortodoxia de la RAE o la más temprana de las clases de lengua.

 

Lo usamos en una frase: 

“Haraca tírame una canción tuya de las buenas y háblame de la creación de tu complejo idiolecto”

 

  • Hentai

“Bebé, te quiero comer ya, ya

Ya te quiero hacer hentai

Hacerte hentai

Mmm, hentai”

 

Cualquier lector que se precie está familiarizado con el porno japonés, ya sea en manga o anime, así que no hace falta una definición. Todos conocemos ese sagrado género erótico.

 

Lo usamos en una frase:

“He salpicado más que Rei Ayanami en `la lucha final´ de la última peli de hentai que me bajé”.

 

  • Flux Æon

“F de Flux Æon”

 

No, no le ha dado un ictus. Rosalía hace aquí referencia a su mal gusto por el cine. Æon Flux, película de 2005, perpetrada por el director Karyn Kusama y su compinche en el crimen, Charlize Theron.

 

Lo usamos en una frase:

“Flux Æon tiene un 4,3 en Filmaffinity. No la veáis”

 

  • Frontear

“Si tienes 60 y te endiablas cuando una mujer frontea

Es que no has aprendi’o na’, es que tienes un problema”

 

No solo Rosalía, quizá también tu atracador de confianza en el instituto use este término.

Es una palabra nativa de Puerto Rico y viene a significar algo así como enfrentarse a otros con actitud chulesca y supremacía hijoputesca. ¿Le pega bastante a tu atracador de confianza, verdad? Está hecha para él.

 

Lo usamos en una frase:

“Después de leer este artículo voy a frontear a los chicos mayores que me put*** en clase y a pagarle una caña a todo el staff de Wake and Listen en el improbable caso de que salga vencedor”.

*Estamos contigo niño fronteado y ahora fronteador.

 

  • G

“Que yo mato, que yo mato y mato por ti (Jura’o, como un G)” 

 

“Frontear” no es el único concepto que acerca a Rosalía a ese acosador que te sacude la colleja cada mañana en el aula.

Esa “G” es de “Gángster”. “Yo mato por ti, jurado, como un gángster”.

¿Es Rosalía, a lo Hannah Montana, en realidad el alter ego, catalán y rumbero, de tu maltratador? Probablemente. Quizá por eso él nunca traiga los deberes hechos ni asista con regularidad a clase.

 

Lo usamos en una frase:

“Introduce los dedos así. Me vas a percutir lo que viene siendo todo el punto G”.

 

 

  • Kitipó

“¿Qué haces, tía?

Hay un teteo ahorita en un callejón con Kitipó”

 

Una especie de caja de resonancia que puede estar hecha de madera o de vidrio y que se usa para potenciar el sonido de los altavoces.

Lo suelen usar los pandilleros de A todo gas. Para “petarlo” de “parquineo” y que estos kitipós “piten” desde sus capós decorados con una pegatina en forma de llamarada.

El nombre viene de “quitar” y “poner”. “Quitar” rápido antes de que venga la policía a aconsejarnos, cordialmente, bajar el volumen y dejar de tomar estupefacientes sobre los pechos de nuestras parejas.

 

Lo usamos en una frase:

“¡Kitipó, te elijo a ti!”

 

  • Maki

“Tu gata quiere maki, mi gata en Kawasaki”

 

No vamos a entrar en con qué alimenta Rosalía a sus mascotas, pero maki aquí viene de esa porción de sushi, perfectamente cilíndrica, envuelta con alga nori y rellena con arroz y pescado.

 

Lo usamos en una frase:

“No te quejes si tu gata quiere makis, a 12 euros la bandeja de seis, la mía quiere una puta moto de competición”

 

  • Motomami

“Okay, Motomami

Pesa mi tatami

Hit a lo tsunami

Ooh”

 

Si eres de los que ha repetido, como un retraca atragantado, el término “ Motomami, Motomami, Motomami”, vengo a exonerar tu conciencia por no tener ni idea de qué significa y desgastar tu parte frontal del hemisferio izquierdo balbuciéndola una y otra vez:

Es un concepto que la autora definió como la mezcla entre fuerza (moto) y fragilidad (mami).

Si quieres insistir con otra, porque ésta ya te da ansiedad, te aconsejo “Tototranqui”.

 

Lo usamos en una frase:

“He pinchado la motomami en la Curva de Venancio Ruiz”

 

  • Omertá

“Más-más te vale no romper la omertá”

 

Rosalía, como siempre, desvelando sus cartas a través del uso reiterado de términos relacionados con actividades delictivas.

¡ELLA ES TU ACOSADOR DEL INSTI!

En serio, ve hacia él e intenta desenmascararlo al grito de “Ajá, sabía que eras tú todo este tiempo, Rosalía”.

La omertá es algo así como la “ley del silencio”, el código de la mafia siciliana que te obliga a no dar el chivatazo nunca a la policía. Si la quebrantas, el castigo es la muerte.

 

Lo usamos en una frase:

“Lo siento. Te juro por la omertá que he leído en un artículo en Internet que debajo de esa cara de bulleador que tienes en realidad eres Rosalía”

 

  • Pámpara

“Si ere’ la pámpara

Nada te pue’ parar”

 

Kiko El Crazy, otro señor reguetonero con el que tampoco te dejaría juntarte tu padre, acuñó este palabro.

Significa algo así como “Sentirse bien con uno mismo”

Luego está ese otro término, “Leviniciptero”, acuñado por Francisco, The Cuerdo y significa todo lo contrario “Me duele el ijar como si me hubieran apuñalado repetidamente con un compás”.

 

Lo usamos en una frase:

“Pámpara pa, pampará, pámpara pa pampará rá rá” (Tarareo de la B.S.O de Indiana Jones)

 

  • Pimpear

“¿Tú ere’ el quе pimpea o te pimpean a ti?

Yo elegí mi la’o desde el día en que nací.”

 

Fácil. “Pimp”, “Chulo” en inglés.

“¿Tú eres el señor que chulea o te chulean a ti, señor?”

 

Lo usamos en una frase:

“¿Si ya tienes lo de`frontear´ qué necesidad había, Rosalía, de colarnos `pimpear´ para lo mismo? ¿cuántas maneras más inventarás para humillarme? Yo quiero ser como tú, un Pimpeador fronteador”

 

  • Racineta

“R de racineta”

 

No tenemos ni idea de lo que quiere decir exactamente. Peeero sabemos lo que tampoco significa. No es un matrimonio entre las palabras “Raciocinio” y “Cochineta”, por ejemplo.

Sin embargo, quizá los tiros vayan por la voz inglesa “racing”, “Relativo a las carreras”.

Racineta = Esas divas que salían pilotando o dando la salida a “bugas”, carenados y niquelados hasta los ejes, en la franquicia más choni de todos los tiempos: A todo gas.

 

*Me niego a llamar a esa gran obra, donde a los calvos se les trata como personas normales, por su nombre original, “Fast and Furious”.

 

Lo usamos en una frase:

“Aunque tuvieras tus dudas sobre su virilidad, Vin Diesel sale con una racineta de A todo gas 3: Tokyo Drift”

 

 

  • Roleta

“Te la tengo con Roleta”

 

No te comas el coco, es “ruleta” pero pronunciado mal, como suelen hacerlo en República Dominicana.

 

Lo usamos en una frase:

“La roleta es uno caso que su dize en Epúbica Dominigana”

 

  • Rulin

“Tú ere’ linda y yo estoy rulin

Nos besamo’, pero somo’ homie’”

 

Lo creas o no “Rulin” tiene cierta reminiscencia a “Tototranqui”, lo que me une inesperadamente a Rosalía como gran autor en este país.

Rulin hace referencia a estar tranquilo y parsimonioso.

 

Lo usamos en una frase:

“With no direction home.

A complete unknown.

Like a RULIN stooooneeeee”

 

Sata

“S de sata”

 

Es tu turno: ¿Si tuvieras que elegir entre estas dos definiciones posibles de “Sata”, cuál crees que precisa más la personalidad y carácter de Rosalía?

 

  1. Sata de «mujer graciosa, simpática y de gran personalidad». Adjetivo que se usa en lugares como Cuba.
  2. Sata de “mujer a la que le gusta tener sexo de forma indiscriminada, por el mero placer de hacerlo”. Más usada en Puerto Rico.

 

Lo usamos en una frase:

“Muy sata esa sata que pasa por ahí”

 

  • Sakura

“Flor de sakura

Ser una popstar nunca te dura

Flor de sakura

No me da pena, me da ternura”

 

Lo hemos comprobado en nuestros archivos, Rosalía no se refiere a Sakura Haruno, Sakura Kinomoto, y Sakura Kasugano montándose un tonsil hockey vaginal en una de esas pelis hentai de las que tanto se oye hablar. Habla de la flor del cerezo.

 

Lo usamos en una conversación común de pareja:

“-Por favor, venga, por favor, llévame a Japón en primavera, que se ve muy bonito, con todos los cerezos en flor. 

-Déjame en paz, quiero ver cuantos p**** de dibujos animados es capaz de meterse en la boca Sakura”.

 

  • Saoko

“Saoko, papi, saoko”

 

Ya lo decía el poeta: «la gata está pidiendo que le funda el coco. Saoco, papi, saoco». Y Rosalía, que ha leído a los grandes de la literatura, quiso rendirle un homenaje.

Significa ritmo, sabor, sinuosidad, buen rollito bailando… lo que vienen a significar la mayoría de estas palabras en este tipo de canciones.

 

Lo usamos en una frase:

“Daddy Yankee te pillo prestado lo de `saoco´, le pongo una k y ya. `Saoko´, ¿ves?”

 

 

Teteo

“¿Qué haces, tía?

Hay un teteo ahorita en un callejón con Kitipó”

 

¿Reunión de compañeros de oficina para tomar el té y repasar los titulares sobre economía de la semana sin ningún tipo de sobresalto?

¡NOOOOPE!

Quedada de la chavalada para perrear al ritmo de las drogas y los excesos. También hay música.

 

Lo usamos en una frase:

“Veo, veo, teteo”

*Puedes usar esta expresión para anunciar tu próximo botellón. Nos sentiremos orgullosos.

 

  • TKN

“TKN, TKN, TKN

Ni un amigo nuevo (TKN), ni una hería”

 

¿Te acuerdas cuando los mensajes de texto en los SMS economizaban tanto el lenguaje que al final tenías que tener una tabla de conversión al lado para entender lo que decían?

¿Significará, como opinan los expertos, “Te kamelo nene”? ¿”Te kiero niño”? ¿”Terroríficos Karatekas Nocturnos”?

¡NOOOOPE!

Se refiere al Tekken, la saga de juegos de la Play. ¡Venga, no me jodas!

 

Lo usamos en una frase:

“¿TKN? ¿¡En serio Rosalía!? ¡¿TKN?!”

 

  • VVS

“VVS, VVS, Dolce Vita

Mi mando está duro, dinamita”

«Very very small inclusion«

 

Sí, como has adivinado, Rosalía no solo sabe de pornografía japonesa y videojuegos, también de joyería. Y aquí hace referencia a un acrónimo que designa a los diamantes de alta pureza, con inclusiones minúsculas que no se ven a simple vista.

 

Lo usamos en una frase:

“Envía un sms con `TKN, VVS, G´ al 242 para estar chucky a palé o expansiva hentai al son del flow”