the xx 2017

I See You (Young Turks, 2017), el tercer álbum de The xx, es un canto a la amistad y una celebración de la vida entre amigos. Había mucha expectación con el nuevo trabajo de la joven banda de Londres y se puede decir que han estado más que a la altura. Romy Madley Croft, Oliver Sim y Jamie Smith no sólo han madurado, sino que han sabido hacerlo y lo han hecho de manera sobresaliente. El resultado ha sido un disco muy disfrutable en pista y en la intimidad de una habitación, con melodías trabajadas que suenan totalmente relajadas e invitan a dejarse llevar.

I See You abre y sorprende con las trompetas solemnes de “Dangerous”, un corte nada elegido al azar. Oliver y Romy cantan: “Cause I couldn’t care less / if they call us reckless / until they are breathless” (No podría importarme menos / si nos llaman temerarios /  hasta que se queden sin aliento). “Dangerous” es una canción que reconoce el riesgo que corrían The xx con este disco. Todos los saltos dan miedo y a la banda británica le tocaba dar el suyo. Ellos mismos han reconocido que no habría tenido sentido seguir una línea continuista con sus anteriores trabajos porque no solo han evolucionado como músicos, sino también como personas.

Atrás quedan los chicos que ganaron en 2009 el Mercury Prize con su primer disco, que ha vendido casi 1.7 millones de copias en todo el mundo. Desde entonces, no han dejado de ocurrir cosas que han ido dando forma a su espíritu y han repercutido en su sonido. El padre de Romy (que ya se quedó huérfana de madre a los 11 años), falleció en 2010 y también, el año pasado, una prima que era como una hermana para ella. A ellos les dedica la canción “Brave For You”. Oliver, por su parte, tuvo problemas con el alcohol durante la gira de Coexist y hace un año que ha tenido que dejar de beber. “Test Me” es el tema que escribió Romy específicamente para él, sobre la crisis que atravesó y el apoyo que Jamie y ella le brindaron. En medio de esta vorágine, Jamie grabó y publicó In Colour (Young Turks, 2015), su primer disco en solitario, y estuvo todo el año pasado de gira para presentarlo.

Se alejaron de sí mismos y los unos de los otros. Pasaron largas temporadas separados. Volvieron a juntarse para, por etapas, grabar este disco en Islandia, Texas y Londres. El crecimiento de Jamie como productor se ha hecho ineludible. En “Replica”, una pista arenosa, reflexiva, e igualmente disfrutable en los estribillos, se reconocen bases que ya empleó en “Obvs” (In Colour) y en “Dangerous” las que usó en “Sleep Sound”. Como ya vaticinaron los singles “On Hold” y “Say Something Loving”, su presencia vocal queda reflejada en todos los samplers que salpican el disco. Los fans del grupo reconocerán el eco de los discos anteriores en “Performance”, el corte más minimalista del álbum, en el que, el juego de los ingleses con los silencios se hace notar una vez más.

Y es precisamente el silencio lo que hace que este disco destaque aún más. El hecho de que llevásemos cuatro años sin escuchar nada de ellos, ha conseguido que agoten las entradas para siete fechas seguidas en el O2 Academy Brixton de Londres, en los conciertos que tienen programados en París, Amsterdam, Milán, Berlín y en varias ciudades más. Quienes quieran verles en su paso por España deberán comprar entrada para el día viernes 2 de junio en el Primavera Sound de Barcelona. Save the date.


By Marieta Zubeldia Martín