Tras varias semanas de reflexión, por fin, os vamos a contar cómo nos fue en el Monkey Week SON Estrella Galicia 2019. Un festival que trasciende más allá de lo musical. Un evento que por tres días hace que todas las energías vivas confluyan en un mismo lugar haciendo que esto se cuele en cada uno de nuestros poros para arrastrarnos a un mundo mejor. El resumen: 128 artistas, 80 conferenciantes, 1.400 profesionales acreditados y 10.000 asistentes. El Monkey Week, como todos los años (fue su décima edición), apuesta por la variedad, la diversidad de estilos y las nuevas tendencias. Sin duda, es la mejor forma de terminar la temporada de festivales permitiendo que todo pueda pasar y que, al mismo tiempo, no seas consciente de todo lo que está pasando.

JUEVES

Pues vamos allá. El jueves empezó fuerte con las actuaciones de, entre otros, Juan Wauters, All La Glory, Carolina Durante, Feran Palau, Blanco Palamera y Kings of the Beach. Llevábamos demasiado tiempo queriendo ver a Juan Wauters con el que habíamos estado un tiempo obsesionados. Su desparpajo y felicidad contagiosa inauguraron el teatro Alameda con un acústico (él y su guitarra) que parecía una conversación en el salón de casa. Con una sencillez maravillosa cargada de efectos especiales reales recorremos su repertorio: “Todo Terminó”, “Bichi”, “Disfruta la fruta”, “Escucho Mucho” y “Guapa” (esta última acompañada de las palmas del público, como habíamos ensayado).

VIERNES

El viernes comenzamos con la actuación de Los Punsetes en el Teatro Alameda. Nos presentan nada más y nada menos que 19 canciones (entre ellas: “Vas hablando mal de mí”, “Idiota”, “Tu puto grupo” o “Tus amigos”) mientras la voz de Adriana (vestida de estricto luto) nos envuelve. Conforme vamos avanzando, el público se va volviendo más loco hasta que al recitar eso de que “la gente está buscando en internet tu opinión de mierda“, mientras que un hombre es capaz de esquivar a los seguratas y subirse al escenario por 30 segundos. Merece la pena apuntar que un señor (del que después nos hicimos amigos) no paraba de gritarme al oído que “¡las modernas no follan!“. Llevo un tiempo pensándolo y creo que lo decía por el peto de granjera que llevaba puesto. Parece que la honestidad de las letras de Los Punsetes se apoderó de él durante una hora. No hay rencor.

Volvemos al Escenario Jägermusic de los coches de choque para ver a Cariño, bailar un poquito y reflexionar sobre sus ingeniosas letras. Nos habían hablado muy bien de Compro Oro (a los que vimos las dos veces que tocaron) así que vamos a una sauna en la que nos impregnamos de su esencia. A su original estilo de punk pop le añaden un toque justo de copla o pasodoble que te trasladan a los 80 haciéndote ver cosas inimaginables. Su setlist es de las cosas más bonitas que he visto jamás, dice: “Cuando leáis esto, pensad en los hijos de puta que os rodean en vuestros trabajos de mierda. Os quiere D. Turki Al- Sheikh“.

compro oro monkey week 2019

A partir de aquí todo empieza a estar más borroso, pero una luz aparece de la mano de Marta y nos propone ir a ver Colectivo da Silva a la Sala Holiday. Un pop rebelde, psicodelia soleada, outfits originales y letras inteligentes que reflejan situaciones y conversaciones cotidianas. Estos siete chicos de Granada nos enamoraron. Me gustaría comprender cada uno de los detalles de su puesta en escena. ¿Por qué había un ordenador con una foto de Rosa de España?¡Por qué! Buena onda. Os recomendamos fervientemente su disco Vacaciones (2019). Pensamos en el poliamor y concluimos que es una forma de decir te quiero más -lejos-.

Con el subidón nos vamos a ver a Zulu Zulu (uno de los cinco grupos recomendados en la previa). Estos mallorquines vestidos de león, cebra y jirafa nos llevan en un viaje de pop-rock con instrumentos y ritmos tradicionales africanos. Parece ser que la influencia africana en su sonido nos hizo bailar con los animales en un estado de trance.

Nuestro último recuerdo real es Go Cactus, a partir de aquí todo pasa a un universo paralelo en el que no parábamos de encontrarnos billetes en el suelo de la Sala X. Garage-surf fresco y trepidante. Juntos trasladan una pasión incontrolable por la psicodelia que no te permite estar quieto y nos desvela una de las bandas con mayor proyección del panorama nacional. Dan paso a Magick Brother Mystic Sister, o podríamos decir Gong, que nos presentan un mundo introspectivo marcado por erotic soundtracks y cosmic rock. Maravilloso.

SÁBADO

Sábado soleado y un pincho de tortilla de desayuno. Un día de descubrimientos sugerentes. Todo comienza con Timid Kooky en los coches de choque. Una locura a plena luz del día los convierte en una de las mejores cosas vistas. Era su primera vez en España y todo apunta a que no va a ser la última. Este trío lituano toca un punk rock progresivo marcado por el experimentalismo y tiene una puesta en escena de lo más especial. Gritan, saltan, se retuercen en el suelo, tocan la guitarra con la boca, tocan “Toxic”, se suben a los amplificadores y todo esto dentro del ambiente creado por su espléndido primer álbum, Tanzen (2018).

De camino a Bee Bee Sea nos topamos con Koala Voice, grupo esloveno liderado por la joven Manca Trampus cuya voz no nos deja escapar. Bee Bee Sea era de los grupos más esperados y no nos lo podíamos perder. Efectivamente, son jodidamente buenos y están en nuestro Top 3 del festival, aunque en cierto modo ya lo habíamos anticipado. Montan algo loco en los coches de choque, cargado de pogos, de sonrisas, de abrazos y de miradas de complicidad. Bee Bee Sea es un talento puro e increíble destilado de todas las bandas de rock de garage que alguna vez has amado. Esperamos verles pronto en España.

Nuestros queridos Texxcoco no nos defraudan (como siempre) y su garage -rock nos da energía suficiente para seguir la noche. Los Wild, a los que todavía no habíamos tenido el placer de ver en directo, atraviesan nuestro pecho. Nos traen un sonido cargado de Fuzz y letras llenas de perversión. Un garaje sucio y grasiento tocado de manera irresponsable y sin frenos que hace que la gente en los coches de choque se vuelva loca y de rienda suelta a su espíritu.

Después de esta locura de día necesitamos pasarnos de onda y decidimos ir a mover las caderas con Los Mejillones Tigre. Este grupo de Jaén nos trae una sabrosa cumbia mezclada con boogaloo, mambo, rock’n’roll, garage, psicodelia o soul y consiguen hacernos mover el esqueleto con su explosiva combinación de rabiosas guitarras eléctricas.

Tras un vermut (o más de uno) cargado de un líquido transparente con el que temíamos quedarnos ciegos volvemos a la Holiday a ver Bestia Bebé. Estos argentinos, que al día siguiente teloneaban a Carolina Durante en Madrid y a los que pudimos ver el martes siguiente en la Wurlitzer Ballroom y en León, nos cautivaron, especialmente al chico enojado de primera fila. Con una camiseta de Racing de Avellaneda y una foto de Maradona en la guitarra, sus letras son una radiografía al espíritu de la banda. En sus canciones hablan de temas como su amor por el fútbol, la importancia de la amistad o la identidad del barrio.

Seguimos con Kokoshca, y, como Pedro no paraba de repetir, “¿hay algo mejor que ser Mujeres?“. Sí, ser el alter ego de Mujeres -y éstos son Kokoshca-.

A las tres de la mañana y último día, con más alcohol que sangre en las venas, llegaba uno de los platos fuertes del festival. Una tremenda y larga cola de seres humanos esperaba en la puerta de la mítica Sala X para ver a Camellos, cuatro chavales que decidieron no hace tanto formar una de las bandas más divertidas del momento. Lo que ocurrió allí dentro ya es historia de la ciudad de Sevilla. Con pogos a los que se apuntaban los camareros, gente colgada del techo, bragas golpeando con fuerza la cara de Tomy y alguna que otra confesión como que Paco es uno de los hijos secretos de Florentino Pérez y que David Fincher es del Atleti.

De allí la gente salió pesando 8 kilos menos, oliendo de maravilla y tremendamente felices a pesar de que una vez más se volvió a escuchar aquella frase de “fracaso total, ninguno de los integrantes del grupo era un camello real“.

Pues ya estaría, nos vemos en Monkey Week 2020.

—–

Crónica y fotografías by María Delso

Crónica de Camellos by Pedro González

—–

Por cierto, para los curiosos, aquí dejamos algunos setlist del Monkey Week 2019 para quien quiera rememorar o, simplemente, escuchar.

 

Los Punsetes

Dinero 2
Seres Humanos
Vas Hablando mal de mi
Mabuse
Alférez provisional
Atraco perfecto
Idiota
Oro
Miguel de Molinos
Estrella distante
Opinión de mierda
Arsenal
Tu puto Grupo
MGQMP
Dos policias
Viva
Maricas
Una persona sospechosa
Tus amigos

Compro Oro

Condena
Carmen
Miedo
Nuevos capitales
Lo alto el calar
Camina o revienta
Dinero
Verano
Ojos verdes
Sercambiante
Bikini lovers
Tiempo nueva
Que no me digan
Muerte corazón
Nuevas primaveras
Amor frugal
Tiemblo
Por delante
Lo más bonito

Go Cactus

Lost
Come out
Pulaski
Something
Sidewalk
Fish
Knife
You can’t
Ship Boys
Space monkey
Just for fun
Hippie jump
American spy
The moon
Underwater
Just for tonight

Timid Kooky

Denise
It is Deluxe
Tanzen
Toxic
Westley Snypes
A Hollow Tree
Granny
Gold Stone

Bee Bee Sea

Sonic Boomerang
Chum on the Drum
Drags
I Shouted
Be Bop Palooza
Piangi con me
D.I. Why Why Why
No Fellas
Monday Morning
All the Boys All the Girls
This Dog is the King of Losers

Los Wilds

Carretilla
Muñequita
Roca de Hablar
3Weird
Someday
I want to know
Entierra gatos
Cocaina
Hombre lobo
Somos los Wilds
No me toques mamá