dirty-projectors-2017

Sin hacer mucho ruido, Dirty Projectors siempre nos entregan discos fantásticos. Su experimentación y ganas de reinventarse en cada trabajo son las claves de su éxito.

En 2009 hubo un punto de inflexión en su carrera, el lanzamiento de “Bitte Orca” levantó interés hasta en artistas de la talla de David Byrne o Björk.  Gracias a aquellos sonidos de indie pop experimental, y una genial producción, han conseguido gran parte del éxito que tienen hoy.

Su continuación llego en 2012. “Swing Lo Magellan” innovaba con un sonido algo diferente, y ritmos más cercanos a la electrónica. Contaba con unas cuantas canciones muy pegadizas que han aparecido en varios videojuegos o películas.

Actualmente se encuentran trabajando en un nuevo álbum que verá la luz durante este 2017. Para que la espera se haga más amena, poco a poco nos van mostrando adelantos.

El primero de ellos llegó en Septiembre del año pasado. “Keep My Name” es una electrobalada que juega mucho con los efectos vocales. El single ha despertado multitud de opiniones: Odio y amor casi a partes iguales. A nosotros nos parece bastante chulo.

https://www.youtube.com/watch?v=r9tbusKyvMY

Ayer, como regalo de reyes, nos ensñaron su segundo single, titulado “Little Bubble”.

En esta ocasión juegan con sonidos r&b, un territorio hasta ahora desconocido para la banda, y con lo que dejan claro que van a seguir probando cosas en cada lanzamiento.

EL video mezcla colores vivos con una paleta algo más fría, y está filmado en unos paisajes que sin duda invitan a ser explorados. Os dejamos con el mismo:

https://www.youtube.com/watch?v=2IG5f50olZA


By Daniel Santamaría