suede-bime-2016-concierto

Parece mentira como pasa el tiempo. Hace dos años acudía por primera vez al BIME Live. Se podría decir que era el primer “gran evento” que cubría para Wake And Listen.

Acudía con mucha ilusión, fijándome en cualquier pequeño detalle que podía. Llevaba una camiseta de Sonic Youth, con la que vi al gran Thurston Moore. Aún recuerdo sus 15 minutos finales de distorsión. El tío nos estaba destrozando los tímpanos y estaba súper calmado, como un día más en la oficina. Sin duda, uno de los mejores “ruidos” que me han perforado nunca los oídos.

También estaban The National, acompañados por Sufjan Stevens haciendo los coros. En mi cabeza conservo el final de “Fake Empire” en el que alzaban sus guitarras al cielo. Sienten mucho su música, y todo lo que hacen, eso me gusta mucho.

Pero hoy toca hablar del BIME Live 2016. En esta crónica, me gustaría hablar del concierto que Suede ofrecieron el viernes 27.

El show se dividía en dos partes: Durante la primera mitad, se proyectaba una película que servía para ilustrar su último disco “Night Thoughts” interpretado al completo por la banda de fondo, mientras que en el segundo tramo, tocarían sus “Hits” más conocidos.

El concierto acabó siendo bastante controvertido, y de opiniones muy extremas; o lo amaste o lo odiaste. La propuesta era arriesgada, y a veces pueden pasar estas cosas.

Sin embargo, por lo mucho que ha significado para mí este disco, y todo lo que sentí al verlo interpretado en vivo, me veo en la obligación moral de hacer una crónica por separado para explicar todo como se merece.

suede-bime-2016-live

Reseñé Night Thoughts en febrero. Por aquel entonces Suede iba a presentarlo en vivo por primera vez en Londres. Hice la reseña con un cariño especial.

Tenía muchas ganas de ver el curioso experimento del primer acto. El proyector se encendía, todos miramos a la pantalla y “When You Were Young”  empezó a sonar.

La película abre con una playa desierta, por la que un hombre deambula perdido, parece que buscándose así mismo. El concepto de disco y film van unidos de la mano: Búsqueda, amor, espiral descendente, redención, ¿más amor?…

El sonido no destacaba por tener una potencia extrema, ni unos bajos muy pronunciados, pero la guitarra se oía muy limpia, y la voz de Brett resonaba en todo el BEC, que era lo que más me importaba.

Como muchas canciones de introducción, contaba con algún elemento pregrabado, pero la novedosa puesta en escena y el primer impacto, lo hicieron algo épico.

https://www.youtube.com/watch?v=AL15Nvlf7ZU

Para mí, llegaba uno de los momentos cumbres del concierto: “Outsiders”, una de las canciones más bonitas de este 2016. Su video, simple pero efectivo: Dos amantes besándose bajo el agua grabados en slow motion. El gran y verdadero amor pasional que desprende este tema, y lo bien que se adapta al vídeo, hizo que cantase a grito pelado su estribillo, con los pelos de punta.  Para sorpresa de todos, se podía vislumbrar a la banda levemente durante estos momentos.

Suede aparecían y desaparecían, fundiéndose en el negro de la pantalla, como si fueran fantasmas narrando una vieja historia de amor.

Siguieron con la noventera “No Tomorrow”, en la que se vieron algunos bailes, y la dulce “Pale Snow

La idea de película – aparecer – desaparecer, marcó toda la primera parte. Propuesta arriesgada y que pierde el factor sorpresa o novedoso según transcurre el tiempo.

I Don’t Know How To Reach You” con su guitarra incendiaria hizo de puente para “What I’m Trying To Tell You” que posiblemente fue uno de los grandes momentos de la película.

Era turno de las baladas. En la reseña del disco comenté que la voz de Brett podía sonar algo plana a veces, pero “Tightrope” fue interpretada magistralmente, llegando a las notas más altas, en un medio tiempo ideal para bailar pegados.

A partir aquí, aparecieron las canciones de menor nivel, y hubo algo de desconexión entre público-grupo, en unos momentos algo más aburridos. Pero “The Fur & The Feathers” puso un épico final que pareció contentar a todos.

El primer acto finaliza y toca cambiar el escenario. Unos 10-5 minutos de cambios de instrumento, pantalla, pruebas… que quizás rompieron un poco el ritmo del concierto.

Los londinenses regresan entonando “She”, con el que pegan un giro de 180 grados. Se respira un ambiente mucho más noventero. Brett Anderson se muestra mucho más enérgico, danzando de un lado para otro, saltando, y metiéndose al público en el bolsillo.

Trash” confirma que “Coming Up” fue un verdadero discazo, y en “Animal Nitrate” se alcanza uno de los clímax con medio público haciendo los coros.

The Asphalt World” desata unos 7 minutos bastante imponentes en lo que parece una vuelta a los orígenes.

Beautiful Ones” acaba con todo, y se oye retumbar el suelo hasta fuera del BEC. Gran interpretación e imposible mejorar el cierre.

suede-bime-2016

Las luces se encienden y el público comienza a dispersarse hacia el otro escenario. Se escucha de todo: Que si conciertazo de la vida, que si castaña increíble… opiniones muy diferentes y extremas.

Personalmente yo formo parte de las primeras opiniones, me sentí muy unido emocionalmente al concierto, y agradezco a Suede que se atrevan a no dejar a nadie indiferente, cuando, tras su larga carrera, no creo que tengan nada que demostrar para probar su valor como grupo.


Crónica by Daniel Santamaría


2 partes de gran contraste, sentimientos y recuerdos. Os dejamos con el setlist completo de su actuación:

Night Thoughts

When You Are Young (intro)

When You Are Young

Outsiders

No Tomorrow

Pale Snow

I Don’t Know How to Reach You

What I’m Trying to Tell You

Tightrope

Learning to Be

Like Kids

I Can’t Give Her What She Wants

When You Were Young

The Fur and the Feathers

BIS (HITS):

She

Trash

Animal Nitrate

Killing of a Flashboy

Painted People

The Asphalt World

So Young

Metal Mickey

Beautiful Ones

Fotos por Ignacio Urrutia y Txuma Pérez.