vampire-weekend-salon-espana

Con ese titular se iniciaría el artículo si el que escribe estas líneas hubiera sido el anfitrión de la casa de Barcelona en la que Vampire Weekend actuaron en 2010. Sí, así como lo lees. Corría el mes de febrero y Vampire Weekend acababan de publicar su álbum debut. Su concierto en la ciudad condal era de los más esperados del año y cumplió con las expectativas. Fue un auténtico éxito.

Luego, cuando todo acabó, la banda se fue a un bar a celebrarlo y allí se encontraron con un amable hombre que les invitaba ir a la fiesta que un amigo suyo estaba dando en una casa cercana. Ellos, sin dudarlo, aceptaron. Subieron, la gente de la casa flipó y se encontraron que en el salón estaba montado un kit de instrumentos completo, ya que durante la fiesta un grupo de amigos había estado tocando sus temas. El resto ya es historia y quedó felizmente grabado en vídeo.

Sonaron “A-Punk” y “Cape Cod Kwassa Kwassa

Y así es como Vampire Weekend dieron uno de los mejores Sofar Sounds improvisados de la historia.