Salta la noticia en la industria de los festivales. Tal y como informa elperiodicomediterraneo.com, la empresa propietaria del Arenal Sound ha comprado la marca del FIB (Festival Internacional de Benicàssim) para explotarla durante los próximos 15 años.

De esta forma, el festival nacional más multitudinario de España se hace con los derechos de uno de los festivales históricos de nuestro país, que acaba de celebrar su 25ª edición.

Se trata de la tercera vez que el FIB cambia de dueños. Así lo detalla elperiodicomediterraneo.com: “La primera, cuando los hermanos Morán, fundadores del FIB y la empresa organizadora Maraworld, lo vendieron al empresario irlandés Vince Power. Años después, tras entrar en concurso de acreedores a principios del 2013 y con una deuda acumulada de unos cuatro millones de euros a los proveedores, dos de los más importantes promotores de festivales europeos, Denis Desmond y SJM Concerts, compraron gran parte de las acciones apenas dos semanas antes de la celebración de la 19º edición. Una operación que salvó in extremis la cita, que estuvo a punto de no celebrarse por el plantón de las empresas de montaje. Entonces tomó las riendas del festival Melvin Benn, director durante seis años“.

¿Qué deparará el futuro del FIB? ¿Cambiará su target y estrategia o se mantendrá fiel a su estilo? Podremos comprobarlo a partir de 2020.