Cerca de dos meses han transcurrido desde el lanzamiento de “GINGER“, quinto álbum de estudio de la banda de hip-hop formada en la ciudad tejana de San Marcos. Para aquellas personas que vivan ajenas a la actualidad musical, BROCKHAMPTON han supuesto desde su creación un giro de tuerca a incontables etiquetas, concepciones y estereotipos que podían existir alrededor del género.

Buena parte del grupo se conocieron en el foro de fans de Kanye West allá por el año 2010. Lo realmente interesante del asunto es que Kevin Abstract, líder y cofundador de la banda, realizó un llamamiento público a todos los usuarios del foro que quisieran formar un grupo de música. La respuesta no tardó en llegar, alcanzando el proyecto en un inicio los treinta integrantes y bajo el nombre de “AliveSinceForever”.

Historia de BROCKHAMPTON

 

Conforme transcurrían los meses y el proyecto no avanzaba –motivado por la relación a distancia de sus integrantes- gran cantidad de ellos se borraron del mismo, hasta quedar solo el propio Kevin, Ameer Vann, Dom Mclennon y Rodney Tenor. Sería con posterioridad –y también acompañados de Internet y redes sociales-, cuando más y más integrantes se irían uniendo al grupo. Tal fue el punto que todos fueron a vivir bajo un mismo techo en la ciudad de San Marcos, donde una de sus avenidas daría nombre a la banda tal y como hoy la conocemos.

Se trata de un grupo que desde un primer momento ha basado su éxito en la variedad y capacidad de adaptación. Buena prueba de ello es su álbum debut, “SATURATION“. Una pieza de más de cincuenta minutos donde convergen sonidos hardcore, experimentales con el R&B alternativo o un pop de lo más edulcorado.

 

¿Cómo definir su sonido? Resulta complicado. Sería demasiado fácil arrojar al grupo al cajón de sastre que supone hoy en día el género rap, por lo que cabe esforzarse algo más. Han sido los propios integrantes de la banda quienes, a través de numerosas entrevistas y letras de sus canciones, se definen como boyband. “Best boyband since One Direction”, que reza una de las líneas más memorables de “BOOGIE”, sencillo de su tercer álbum de estudio “SATURATION III” .

Pero si hablamos de su historia, no toda la popularidad proviene del sonido e identidad camaleónica de la banda, han de tenerse otros importantes factores en cuenta. El primero de ellos –y uno de los que más división generan- es su imagen. Se trata de trece chicos jóvenes, de buen ver, vistiendo a la moda y con influencias musicales de todo tipo. Para una parte de los adeptos más clásicos del hip-hop esto no ha supuesto solo un cierto rechazo sino un intento de provocación a los estándares bien conocidos por todos en el género.

La facilidad con la que son capaces de captar la atención es pasmosa. A sus ritmos originales a la par que frenéticos debe añadirse una imagen perfectamente medida y mensajes inauditos en el rap como la defensa y representación de la comunidad LGTBI. Para muestra “SUMMER”, tema de cierre del segundo álbum de la banda, “SATURATION II“. Se trata sin duda de uno de los temas más emotivos e introspectivos del grupo. Compuesta únicamente por Bearface, sus letras se centran en un fallido amor de verano de este con otro chico.

GINGER : Su Último Disco

 

Y es así como BROCKHAMPTON han conseguido en apenas dos años pasar de ser un grupo de amigos aficionados a la música a una de las grandes referencias del hip-hop en la actualidad. Cinco han sido los álbumes –y una mixtape– que han lanzado al mercado en ese lapso de tiempo, siendo el más reciente el de “GINGER”.

Aparece como un álbum que vira por completo con respecto al sonido crudo, rudo y enérgico de su antecesor. Nos muestra que es posible tratar hoy en día en la música temas tan delicados como la ansiedad, depresión, intentos de suicidio de una manera perspicaz, elegante y bien ejecutada. Lejos de achantarse, la totalidad de integrantes realizan un completo ejercicio de narrar cómo han sido sus vidas estos últimos tiempos y por los problemas que han debido pasar y que aún sufren en sus carnes.

 

Muchos son los temas notables en este disco. Desde los dinámicos sencillos de “BOY BYE” o “NO HALO” a temas reflexivos y melancólicos como pueden ser “VICTOR ROBERTS” o “LOVE ME FOR LIFE”. Con apariciones estelares de Ryan Beatty, Slowthai o la talentosa cantante y compositora angelina Deb Never, el disco constituye un frenesí de vivencias y distintos matices que hacen de él un viaje emocional a lo largo de las mentes de sus protagonistas.

¿Qué podemos esperar del futuro de BROCKHAMPTON? Lo cierto es que con la cantidad de personas que integran el grupo resulta complicado saber qué depara el futuro para estos jóvenes artistas. No obstante, la gestión de los egos es algo que han sabido sobrellevar con facilidad, por lo que solo nos queda ahora disfrutar de su música lo máximo posible.

 

 

Puntuación


By : Jon Solaun