publico arenal sound

Este fin de semana se celebró en Burriana (Castellón) la 4º edición del festival Arenal Sound. 4 días de conciertos, fiesta y, para muchos, supervivencia. Ha habido cosas buenas, cosas malas, pero sobre todo mucha y buena música.

El festival comenzó con las fiestas de bienvenida del 30 y 31 de julio en la que pudimos ver conciertos de The Parrots, Second, Les Castizos, Xoel López o Mucho. Todavía no habían comenzado los días importantes del festival y el camping y los alrededores estaban más que llenos. Tanto que la zona de toldos de los campings estaban al máximo el miércoles por lo que los sounders que llegaban debían buscarse un sitio para acampar en la zona fuera de ellos, con el resultado de amanecer a las 9:00 sudando y con el Sol como el despertador más efectivo que existe.

El jueves empezaba lo bueno. El día empezaba pronto con los conciertos de Izal y Delafé y las Flores Azules que con su alegre Pop hicieron bailar al público asistente, poco en ese momento debido al calor y que disfrutaban de las últimas horas de playa. El escenario principal, Desperados, lo abrieron Lori Meyers, abonados a cualquier festival existente de la geografía española. Su setlist cambia poco pero la energía que transmiten al público es siempre enorme y se convirtieron en uno de los mejores conciertos del festival apenas comenzado. En “El Tiempo Pasará” invitaron a Anni B Sweet a acompañarles sobre el escenario y sus temas más coreados fueron “Luces de Neón”, “Alta Fidelidad” y “Emborracharme”, muy concorde con el festival.

lori meyers arenal sound

El turno en el escenario principal era más tarde para White Lies que ofrecieron un aceptable concierto en el que hubo algunos problemas con el sonido, sobre todo con el bajo que estaba demasiado alto y tapaba a los demás instrumentos. Buen concierto igualmente, en el que no faltaron “Death”, “Farewell To The Fairground” o “There Our Loves Again”.

white lies arenal sound

La última media hora del concierto de White Lies se solapaba con La Pegatina que traían un año más a Burriana su espectacular directo. Esa puede ser la razón por la que la mayor parte del público, muy joven en su mayoría, optaran por el concierto de los barceloneses que desbordaron el aforo del escenario Coca-Cola y en el que la fiesta y la interacción con el público fueron llevadas a otro nivel. La nota mala es que con tal cantidad de gente hubo algún que otro desmayo y desfallecimiento que no paso a mayores. Máximo movimiento cuando sonaron “Maricarmen” o “Gat Rumberu”.

Una vez acabado el concierto de La Pegatina muchos de las personas abandonaron al recinto dirigiéndose al Paseo de la Playa a beber. Si el concierto de La Pegatina estaba colapsado no os podéis imaginar como estaba el Paseo. Con suerte encontrabas espacio. Las más de 200.000 personas que han asistido al festival son, en nuestra opinión, demasiadas aunque la organización ha sido realmente buena. A lo que íbamos es que la gente que se fue tras La Pegatina cometieron el error de perderse el concierto de Editors, la banda más importante del festival. Durante el festival hicimos pequeñas encuestas a la gente y sin exagerar podemos decir que ni el 50 % conocían a Editors, cosa bastante lamentable y que nos muestra que la gente que ha ido al Arenal este año ha sido más por la fiesta y la experiencia que por la música. Ah, y por Steve Aoki.

Editors estuvieron sublimes de principio a fin. Abrieron con “Sugar” y cerraron con la potente “Papillon”. estuvieron presentando su nuevo álbum “The Weight Of Your Love”, por lo que tampoco faltó su single principal “A Ton Of Love”. El mejor concierto del festival. Por calidad, sonido y por la propuesta de los integrantes en el escenario con un Tom Smith espléndido interpretando cada uno de los temas de la banda como si estuviéramos asistiendo a una clase magistral de arte dramático. De 10.

editors arenal sound

Steve Aoki era el concierto que cerraba el escenario principal el jueves y fue el más multitudinario de todo el festival. Gente que solo había comprado su entrada por este señor, que como Dj en directo la verdad es que vale bastante poco, asistieron a la sesión en la que hizo las típicas mierdas de siempre: tirar la tartita, las barcas hinchables y darle al play en su ordenador para que sonara la música. Podía haber puesto perfectamente Spotify o Youtube y que se le hubiera colado algún anuncio. Eso sí que habría sido gracioso y no la sesión que regaló al público que aunque parezca mentira estaba encantado. Unas cuantas ambulancias tuvieron que colarse entre la marea de gente para atender a algunas personas que no habían aguantado el agobio, pero no pasó a mayores.

steve aoki arenal sound

El segundo día del festival tuvo buenos conciertos por la tarde como el de Bigott o Manel que contaron con bastante público pese a no tener un horario muy rentable. Más tarde era el turno de The Whip que hicieron gala de su decente electrónica, bastante elaborada.

Uno de los conciertos más esperados de la jornada era el de Is Tropical y no defraudaron. El trío londinense hicieron bailar al público con sus temas e invitaron a una fan a subirse al escenario en su canción más famosa y cuyo vídeo ha dado mucho que hablar este año, “Dancing Anymore“.

The Kooks eran los siguientes en aparecer en el escenario Desperados y su concierto tenía la atmósfera de ser una de las últimas oportunidades de los británicos en nuestro país, después de los decepecionantes directos que habían ofrecido últimamente como el del SOS 2011. Pero consiguieron salvar la situación. El concierto fue bastante bueno y repasaron los grandes éxitos de su discografía como “Seaside”, “Naive” o “Always Where I Need To Be”. Parece que Luke Pritchard ha mejorado su liderazgo dentro de la banda y ya no se dedica únicamente a vegetar dentro del escenario. Ha mejorado su actitud en él y eso en un directo se nota.

the kooks arenal sound

La noche entraba y tocaba de nuevo electrónica pero de la buena. Totally Enormous Extinct Dinosaurs se superó a sí mismo en su concierto y cada día es más grande mientras que Meneo revolucionó a los sounders que no conocían su existencia con su puesta en escena. El y Ella Dj’s volvían al Arenal tras su actuación en la pasada edición y volvieron a liarla. Abriendo con “Time To Dance” e intercalando remixes de temones realizaron una de las sesiones más divertidas del festival, mientras que amanecía en Burriana.

El 3º día de festival, sábado, ya se podían ver a los primeros “zombies” del festival y a personas que luchaban por aguantar el duro ritmo del Arenal. En cuanto a conciertos el día empezaba prontito con Jero Romero que presentaba los temas de su álbum en solitario “Cabeza de León” a sus entregados fans.

Más tarde abría el escenario principal el gallego y exlíder de Los Piratas, Iván Ferreiro que estuvo realmente bien. No faltaron sus canciones más famosas de sus Piratas como “Años 80” o “El Equilibrio es Imposible” y sus temas en solitario como “Extrema Pobreza” y cerró el concierto con “Turnedo”, que había amenazado con no tocarla en tono de broma y haber hecho en su lugar una versión de Amaia Montero a lo que se escuchó una carcajada general del público.

ivan ferreiro arenal sound

Klaxons y su potente bajo eran los siguientes. Tan potente que las primeras filas tendrán problemas de oído durante el resto de sus vidas pero mereció la pena. Y llegaba uno de los conciertos más esperados del día, el de The Drums. Hacía tiempo que los de Nueva York no tocaban en un festival y estaban emocionados con volver a hacerlo. Su setlist fue perfecto y su estilo a lo Joy Division enamoró a más de uno. Los bailes de su líder Jonny Pierce quedarán para el recuerdo y los temas “Best Friend”, “Money” y sobre todo “Let’s Go Surfing” fueron los más coreados.

the drums arenal sound

Cerraban la jornada la electrónica en directo con instrumentos de The Bloody Beetrots y la potente sesión de Chase & Status Dj Set and Rage.

Se llegaba al domingo, el último día del festival y el día que muchos estaban deseando que llegara porque las fuerzas le flaqueaban, aunque ahora desde casa estén deseando volver.

El domingo era uno de los mejores días del Arenal en cuanto a conciertos. Dorian empezaban fuertes y se nota que están muy a gusto actuando en el Arenal como ya hicieran el pasado año. Su electropop patrio ya es una de las realidades de nuestro país y no viven solo de “A Cualquier Otra Parte”.

Cuando acabó Dorian, gran parte del público se dirigió al escenario Legendario a disfrutar del concierto de Bonaparte que fueron, sin duda, la revelación del festival. Más tarde tendríamos la oportunidad de darles la enhorabuena por su concierto en el backstage. El concierto ofreció de todo, desde aerobic a saltos en uno de los conciertos más divertidos de la semana. La frase “¿!!Do you want to party with Bonaparte!!?” fue coreada por todo el público y el grupo consiguió la aprobación de cualquier persona que asistió a su concierto.

bonaparte arenal sound

Quedaban The Maccabees que estuvieron geniales. Sus elaboradas melodías y cuidada música no eran accesibles para la mayoría de sounders que no disfrutaron del concierto como debían. Sin hablar del público, el concierto fue muy elaborado y con un sonido y una puesta en escena muy trabajados. “Can You Give It”, “First Love”, “Go”, “Feel To Follow” fueron canciones de las que se pudieron disfrutar y Orlando Weeks, líder de la banda, estuvo poco hablador pero lo suficiente. El momento más coreado fue cuando tocaron su canción más famosa: “Pelican”, que consiguió un poco más de movimiento en el apagado público.

maccabees arenal sound

El siguiente turno era para The Fratellis que volvían tras el parón que se tomaron en 2010 y era un concierto del que había muchas ganas de disfrutar pero fue un poco decepeción. Estuvieron un poco sosetes, aunque no faltaron “Henrietta” o la famosa “Chelsea Dagger” pero no fueron suficientes. Les faltó chispa. Quizás la gente estaba guardando fuerzas para el concierto que vendría después que mereció demasiado la pena.

La revelación de la pasada edición, Kakkmaddafakka, volvían al festival tras pedírselo a la organización y ya no fueron la revelación, fueron el mejor concierto de todo el Arenal Sound. Se notaba en el ambiente. La gente quería bailar con los noruegos que lo dieron todo encima del escenario mientras presentaban temas de su nuevo álbum, “Six Months Is A Long Time”. Empezaron fortísimos con su entrada uno por uno al escenario dando volteretas y haciendo el loco y con canciones más potentes. La mitad del concierto fue bastante más tranquilita, que se agradeció para finalmente volverse locos al final del concierto cuando sonó “Restless”, su tema más famoso. Además se permitieron el lujo de convertirse en el grupo del pueblo tras preocuparse y hablar  de la crisis que está acusando nuestro país y hablar de los “fucking politicians” que tenemos. También gritaron que “las mujeres españolas son las más guapas de todo el mundo” con lo que ya no necesitaban nada más, tenían al público en el bolsillo. La gente salió más que encantada de su concierto y fue el broche de oro de la 4º edición del festival.

kakkmaddafakka arenal sound

Porque los encargados del cierre del festival en el escenario principal eran The Zombie Kids y menudo cierre. Una auténtica basura. ¿Qué queda de aquellos Dj’s que reventaban miércoles tras miércoles la Sala Heineken en Madrid en la sesión Zombie? Nada. Lo peor es que la gente, como ocurrió con Steve Aoki, estaba contentísima, muestra del tipo de gente que ha asistido este año al festival. Demasiado cachitas con camiseta de tirantes y amante de la electrónica cutre. Cerraron el concierto de la forma más hortera que pudieron elegir, con “We Are The Champions” a pelo y siempre quedará en nuestras pesadillas el famoso “OK?” que no paraba de repetir uno de los miembros. Calla ya pesao.

Así terminó una nueva edición del Arenal Sound en la que se echó bastante de menos a gente más festivalera, más amante de la música que del alcohol o el postureo, pero qué le vamos a hacer. Los conciertos, en cambio, fueron bastante buenos y la organización fue perfecta. La zona de prensa estaba muy cuidada y se portaron genial con nosotros. Por eso ya estamos esperando a la 5º edición del festival que seguro que se supera y habrá más sorpresas que nunca. Habrá que estar atentos a la web y Facebook del Arenal para enterarse de todas las noticias y que puedas comprar la entrada prontito.

Premios del Arenal Sound 2013:

 

Mejor concierto: Kakkmaddafakka

Mejor concierto español: Lori Meyers

Grupo revelación: Bonaparte

Mejores grupos: Editors y The Maccabees

Mejor mañaneo: El y Ella Dj’s

Mejor electrónica: Totally Enormous Extinct Dinosaurs

Peor concierto: Steve Aoki y The Zombie Kids

Crónica by @RayVegas. Fotos by Pedro González