Más oscuro, reflexivo y maduro podría ser la mejor definición del nuevo trabajo de Cage The Elephant.  El esperado 3º álbum de la banda de Kentucky es un paso adelante en su trayectoria. Atrás queda “Thank You Happy Bithday“, que supuso numerosas comparaciones del grupo con Pixies o Nirvana y del que aún perduran algunos toques, pero no hay duda de que “Melophobia” es hasta la fecha el trabajo más consistente de la de la banda.

Un poco más calmados pero con la misma energía de siempre. El álbum no podría empezar mejor con “Spiderhead“, uno de los cortes más animados del mismo y con un piano y estribillo matadores, “You know I’m gonna be all right” es la frase que nos prepara para las 9 canciones que restan y no puede ser más reveladora. El single principal, “Come A Little Closer“, se muestra ante nosotros con un bajo y sintetizador imprescindibles y otro estribillo genial.

Quizás no encuentres en el LP canciones de la magnitud de “Shake Me Down” o “Ain’t No Rest For The Wicked” pero esa es una de las diferencias de “Melophobia” con respecto a los anteriores trabajos del grupo, sin tener un single bombazo el conjunto de las 10 canciones supera a un solo hit.

Telescope” es el 3º corte del LP y posiblemente el mejor de todos. Una balada deliciosa que va de menos a más y que invita a cerrar los ojos y dejar llevar a la imaginación. Pero todavía quedan canciones rápidas y con riffs potentes como la colaboración con Alison Moshart, “It’s Just Forever“, o “Take Or Leave It” y “Halo” que dan un gran resultado en el ecuador del disco. Una de las sorpresas del álbum es la incorporación de instrumentos de viento en “Black Widow” y, sobre todo, comprobar que encajan a la perfección. A falta de 3 temas para el final “Hypocrite” nos deja un poquito fríos, no termina de convencer aunque el sentimiento dura poco cuando entra “Teeth” y su garra, un nuevo “Sabertooth Tiger” que encantará a los fans más agresivos de la banda.

Tras el chute de adrenalina, llega la tranquillidad de “Cigarete Daydreams“, el corte que cierra el álbum, una canción tan lenta como intensa.

Puede que en los futuros de los conciertos de Cage The Elephant los pogos no sean el denominador común pero tranquilos, sus temas más movidos nunca faltarán, Matthew Shultz seguirá haciendo crowdsurfing  y la calidad musical de la banda en directo irá a más. La evolución de estos chicos es evidente y queremos seguir viviéndola. ¿Les disfrutaremos en España próximamente? Ojalá.

Valoración: 7,5/10

Canciones imprescindibles: “Telescope“, “Spiderhead“, “Cigarette Daydreams

Escucha el álbum aquí.