Eels-cautionary-tales

Ha pasado poco más de un año desde que Eels lanzó su electrizante álbum Wonderful, Glorious (2013) y ahora vuelve para presentarnos la otra cara de la moneda del optimismo y del aliento con un disco más minimalista y honesto. En The Cautionary Tales Of Mark Oliver Everett (E Works, 2014) – que suma el undécimo disco de la banda – los tonos se suavizan, los tempos se ralentizan y las letras se personalizan.

Al igual que el último disco de BeckMorning Phase, Everett se desnuda ante sus oyentes con una lírica sentimentalmente angustiosa y llena de autocrítica, sirviéndose de la música como arma de desahogo pero sin sonar melodramático. Tal y como afirma E. “este disco está inspirado en alguien que perdí por decisión propia y que más tarde llegué a lamentar”.

Aunque Mark  menciona Plastic Ono Band (John Lennon, 1970) como fuente de inspiración, el nuevo disco nos recuerda a su Electro-Shock Blues (Dreamworks, 1998). De esta manera, Eels regresa a sus inicios y consigue publicar su álbum más personal hasta la fecha  con el que consigue simpatizar con el oyente con un tema tan cantado y marchito como el desamor.

Where I’m At”  – donde encontramos una canción instrumentalmente desoladora: un simple piano acompañado por instrumentos de viento – y “Where I’m Going” – en el que Mark reza una pequeña esperanza de futuro – son los temas encargados de inaugurar y concluir el LP. Pero en el corazón de The Cautionary Tales Of Mark Oliver Everett nos topamos con “Where I’m From”, el tema más folk-pop. Tres temas estratégicamente colocados dónde Eels logra conceptualizar preguntándose a si mismo “Dónde estoy”, “de dónde vengo” y “a dónde voy”.

Parallels” es un acústico que, si me lo permitís, lo catalogo como una de las mejores canciones del álbum: la atrayente voz de Everett brilla por si sola y es escoltada por un perfecto punteo de guitarra y, sin pasar inadvertido, por un xilófono que va apareciendo de forma puntual.

En “Agatha Chang nos topamos con pinceladas de nostalgia dónde Mr.E pinta el cuadro de una mujer aparentemente perfecta. En “A Swallow In The Sun aparecen sentimientos llenos de recriminación “You are beauty of the earth / You are broken like a glass / You don’t know what you are worth”. Everett parece que finalmente deja ir algunos viejos demonios en “Kindred Spirit para mirar hacia el futuro buscando una pizca de optimismo “But it’s not too late to turn around” como reza en el single “Mistakes Of My Youth” donde Mark lucha con su Peter Pan interior para dejar a un lado su niñez.

Y, de nuevo, Mark Oliver Everett nos da una lección de cómo su amplia trayectoria en el mundo de la música no le hace perder su rumbo y, lo más importante, su personalidad musical.

Lo mejor

No te pierdas la Deluxe Edition, dónde incluyen otro disco extra con 6 versiones en directo de algunos temas más conocidos de la banda.

Eels – The Cautionary Tales Of Mark Oliver Everett (Deluxe Version)

Lo peor

No disponer de Kleenex.

Reseña by @nuprats