Nos las prometíamos muy felices pero tras escuchar por primera vez “Comedown Machine“, el nuevo álbum de The Strokes, se nos ha quedado esta cara.

Y es precisamente por lo que pone en el título, porque nos parece una auténtica basura. Ayer se puso en streaming el álbum completo y seguimos flipando, la crítica va a ser feroz.

Después de escuchar hace unas semanas “One Way Trigger” pensamos en suicidarnos, pero siempre nos quedó la esperanza de que solo fuera un error y que los verdaderos y geniales Strokes volvieran con un álbum repleto de temones. Pero nos equivocábamos.

Tras escuchar completamente el álbum nos hemos dado de bruces con temas como “80’s Comedown Machine” en el que sus 15 primeros segundos con un intento de copia de Radiohead y donde a lo largo del tema Nick Valensi y Albert Hammond jr. deben aburrirse con el riff coñazo y repetitivo del que hace gala. Soporífero y extremadamente largo.

El primer corte, “Tap Out“, ya se encarga de mostrarnos el camino al borde del precipicio y el de las voces de ultratumba,”50 50“, demasiado fácil. “Slow Animals” otra, aburrida hasta límites insospechados, “Chances” en la que no sabemos si estamos escuchando la voz de Julian Casablancas o Cindy Lauper y así las restantes canciones en las que hay más bases enlatadas que guitarras y quintas.

En nuestra opinión solo se salvan, y por los pelos, “All The Time” y “Partners In Crime“.

¿Han muerto The Strokes?

Probablemente. O al menos su sonido de los 3 primeros álbumes. Desde que publicaron “Angles” su sonido ha ido cuesta abajo y no parece que tengan remedio.

Igual han madurado en su música y les va más este sonido, ¿no creéis?.

NO. Si hubieran evolucionado publicarían canciones mucho más elaboradas pero en el caso de este álbum han ido a hacer canciones simplonas y sin alma.

¿Quiere Julian Casablancas ser el nuevo Justin Timberlake?

Pues por lo que parece en “Call It Fate, Call It Karma“, el último corte del álbum Sí!: Su voz ya no puede sonar más en falsete y si los Bee Gees volvieran estarían encantados de hacerle un hueco en su nueva formación.

Igual con mucho pero mucho tiempo de escucha, el nuevo álbum nos parece algo mejor. Cosa que parece imposible ahora mismo.

Hay muchas preguntas que nos planteamos sobre el nuevo sonido de The Strokes pero al no encontrar respuesta solo nos queda conformarnos con sus antiguos temas y pensar que “Comedown Machine” es “Hard To Explain“.

http://www.youtube.com/watch?v=umAxuxN9fJU