Frank Turner Madrid

La figura de Frank Turner ha crecido mucho en los últimos años, sobre todo en Reino Unido, su país natal. Allí ha sido capaz de llenar el estadio de Wembley y de tocar en la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Londres. Es una estrella.

El sábado, el músico y poeta del punk se plantaba en la Sala Arena de Madrid para demostrar que en España también cuenta con un buen número de seguidores y para ofrecer su rompedor directo. Era la primera vez que Turner actuaba como artista principal en nuestro país y de ahí la notable emoción al dirigirse al público en castellano, leyendo una cuidada nota, nada más entrar en escena.

Sobre el escenario, es un tipo sencillo pero que da hasta la última gota de sudor junto a su banda, The Sleeping Souls. El pasado sábado lo dio todo desde su primer tema, “Photosynthesis“, incluido en su último álbum, hasta “Four Simple Words“, un tema que te invita a bailar. La excusa de su mini gira por España, antes estuvo en Valencia y Barcelona, era precisamente esa,  la presentación de “Tape Deck Heart“, su quinto álbum de estudio publicado el pasado año.

frank turner madrid 2

La música de Frank Turner es muy de de pub inglés, música para cantar al unísono mientras agarras a tu colega del hombro y levantáis al cielo vuestras respectivas pintas de cerveza. Eso es lo que transmiten él y su banda en directo: Alegría. En el transcurso del concierto se podía contemplar las sonrisas dibujadas en las caras de la mayoría del personal. Porque Turner es muy de sus fans. Los cuida, abraza, habla con ellos entre tema y tema e invita a que participen. Hasta el extremo de que tocó una antigua canción, “Romantic Fatigue“, solo para satisfacer a un fan brasileño que le había acompañado durante toda su gira española. Eso es ganarte a tu público.

Durante la actuación le dio tiempo a repasar tanto éxitos como nuevos temas. “Losing Days“, “The Way I Tend To Be“, “Recovery“, “If I Ever Stray“, “Broken Piano” o la coreada “The Road“. Un setlist adherezado con un brutal crowd surfing que se marcó Frank entre el público a mediados del directo. Esto fue posible debido al detalle que el británico tuvo con el músico que le acompañó durante su gira de este verano, cuando Turner se lesionó la espalda y alguien tuvo que encargarse de tocar la guitarra. El artista le invitó a unirse a la banda, le dejó la guitarra y tocó la mayor parte del concierto. Así, con el músico desprendido de su instrumento de 6 cuerdas, estuvo liberado para lanzarse al público.

Tras el bis, la banda se despidió con “The Ballad Of Me And My Friends“, “I Still Believe” y “Four Simple Words“, el tema perfecto para cerrar el fin de fiesta y con una de las mejores letras que podrás escuchar últimamente, hablando de hipsters, del punk y reivindicando la música con guitarras. Recomendación total.

Fue la primera vez que Frank Turner venía de gira a España como artista principal, pero viendo y escuchando de lo que es capaz, seguro que será la primera de muchas.

Crónica by @rayvegas. Fotos by @cubesp

Promotora: Last Tour International