Se cumplen 23 años del estreno de Abre Los Ojos, la película dirigida por Alejandro Amenábar. Parecía que jamás se repetiría esa mítica escena de la Gran Vía totalmente desierta, pero el 2020 y el coronavirus llegaron para rompernos todos los esquemas.

Así lo recuerda el propio Eduardo Noriega:

La secuencia de la Gran Vía vacía se rodó 10 meses antes que el resto de la producción. El Ayuntamiento de Madrid solo nos permitió rodar la madrugada del 15 de agosto del 96, así que sin arrancar la preproducción y sin equipo aún, rodamos esa icónica secuencia. Del plano mítico de la grúa en la Gran Vía se hicieron tres tomas, se nos acababa el tiempo, la gente indignada, y la policía nos echaba. La 1ª falló cámara, en la 2ª una nubecita repentina nos tapó el sol. Nos cayeron 4 gotas, y la 3ª quedó para siempre, con el suelo mojado, perfecta“.

Recuerda la escena en este vídeo, vía @flixole.