the-libertines-best-songs

Ahora están de vuelta, pero The Libertines, una de las bandas más influyentes de la última década publicaron su segundo álbum, de título homónimo, en 2004. Era la continuación de su brutal Up The Bracket, disco debut que entró de llenó, y para quedarse, en las colecciones de discos de cualquier adicto a la música que se precie. Fue como un tornado de guitarrazos, letras y actitud que seguía la estela de los Strokes, que acababan de surgir en las calles de Nueva York con su Is This It.

La fama golpeó directamente en la vida de Pete Doherty, guitarra y vocalista, que pronto se vio sumido en problemas con las drogas y el acohol tras el éxito de crítica y público cosechado. La relación con su compañero de batallas Carl Barat comenzaba a deteriorarse a pasos agigantdaos y tras unos cuantas actuaciones sin Doherty la banda terminó por desintegrarse. Su fin generó el nacimiento de tres nuevas bandas: Babyshambles, liderada por Doherty, Dirty Pretty Things, formada por Barat y Gary Powell entre otros, y Yeti, creada por el bajista John Hassall.

Celebrando que ahora son de nuevo amigos y que volvieron a la actividad hace un par de años, hemos querido recuperar las 10 mejores canciones de su carrera. Temas que influenciaron a multitud de artistas de la actualidad y que tienen un hueco obligatorio en la historia de la música.

Las 10 mejores canciones de The Libertines


10. Campaign Of Hate

Chicos pobres vistiendo como si fueran ricos (¡Mods!), chicos ricos vistiendo como si fueran pobres (¡Oh, Dios Mío!)“. Con frases así de evocadoras, The Libertines se despachan a gusto en este corto pero convincente tema que va subiendo de intensidad hasta terminar al máximo volumen.

9. I Get Along

Cierra su álbum debut, la canta Carl Barat y respira punk en todos sus sentidos.

8. Horror Show

Más punk en “Horror Show” y más descontrol. En su tiempo, escuchar esto en una sala pequeña debió ser la experiencia más cercana al cielo. El caos vivido sería demencial.

7. Can’t Stand Me Now

Una de sus canciones más escuchadas y con razón. “Can’t Stand Me Now” es perfecta tanto en letra como en ritmo. Ya se empezaban a notar los primeros problemas entre Barat /Doherty y este primer tema de su segundo disco marcaba una nueva etapa.

6. Death On The Stairs

Esto es un estribillo continuo y otro riff para el recuerdo. Rock and roll del bueno.

5. Don’t Look Back In The Sun

Fue el golden ticket de la banda que terminó de convencer a los más escépticos y se convirtió en un hit automático. Estribillo súper accesible y un riff imbatible. Cuando se hacen canciones así es imposible no convertirse en una estrella.

4. The Good Old Days

Quizás su tema más nostálgico y que incluye una de las letras más acertadas de todos los tiempos: “Si has perdido la fe en el amor y la música, el fin no estará muy lejos“. Parecía un tema hecho tras su separación pero en su primer disco ya se anticipaban y hablaban de “los buenos tiempos pasados”.

3. What Became Of The Likely Lads

Es el tema que cierra el segundo y último disco, hasta la fecha, de la banda. Es la narración final de la relación entre Doherty y Barat, y un presagio de su fin. Le acompaña una melodía que no puede pasar desapercibida.

2. Up The Bracket

El grito nada más comenzar presagia un aluvión de puñetazos y patadas en forma de acordes. Tema patrocinador de numerosas pelas de bar en Reino Unido y un éxito instantáneo. Ponía título a su primer disco, del que fue su mayor baza.

1. Time For Heroes

Su mejor tema. Una de las mejores canciones de la última década y un tiro directo para tus oídos. Un himno cuyos acordes y solo no se olvidarán nunca. El hecho de que su vídeo esté grabado en Madrid aumenta su misticismo hasta el límite. “Time For Heroes” es el título para la historia de The Libertines, una historia que ya tiene su lugar en la música del último siglo y que su importancia se sitúa al lado de nombres como The Clash, Oasis o The Beatles.

By Ray Vegas