Si te apasionan las guitarras y los estribillos coreables (aunque sean en euskera), estás de suerte: Tatxers llegan desde Pamplona para darte una nueva dosis de música de evidente alma rockera, garagera y punk. Hace escasas semanas publicaron su nuevo EP, Hiruzpalau amets larri, grabado en el estudio Sound of Sirens, y mostraron en su single principal, “Goizean Oskorri”, un sonido reluciente que suena a éxito asegurado.

La historia del trío navarro la narran ellos mismos de esta forma: “Somos un grupo que nos juntamos desde 2018. Proveníamos de otros proyectos musicales pero teníamos ganas de hacer una música diferente a la que hacíamos anteriormente. Salinas y Martin hablamos con Soria para proponerle un hacer un grupo con influencias de Oi! y rock británico, así nos empezamos a juntar. Empezamos directamente componiendo canciones junto a un par de versiones. El primer concierto fue poco antes de cumplir un año con el grupo en el Bar Aitzina de Iruña junto a Streetwise y Kaleko Urdangak”.

 

A finales de 2019, antes de la publicación de su nuevo EP, la banda grabó su primera maqueta, Garaipen kutrea, con la única intención de tener canciones grabadas, pero sin un objetivo de lanzarlas al público. Sin embargo, tras escuchar el resultado, cambiaron de opinión: “Martin se fue a estudiar a Madrid y nos íbamos a juntar con menos regularidad, pero ya que el resultado nos gustó, al principios de 2020 lo publicamos”.

Como buenos representantes de su generación, Taxters no se quedan sólo en el rock y están abiertos a otros géneros. Buena prueba de ello es la canción “Zure Kebapa“, su colaboración junto a sus paisanos Chill Mafia, publicada hace unos meses y una señal más del talento que está surgiendo de Navarra en los últimos tiempos.

 

En su evolución y apertura a otros géneros aseguran que “con el paso del tiempo hemos diversificado las influencias desde grupos mod hasta el post-punk, sobre todo en este último trabajo y para los que vienen en un futuro”.

No hay duda de que si continúan con el nivel mostrado hasta el momento, en los próximos meses Tatxers pasarán de ser una de las promesas emergentes del presente a una banda clave de la escena rockera. Y lo más interesante es que muchas de las personas que acudan a sus conciertos acabarán coreando sus canciones en euskera, aunque no entiendan ni una sola palabra de sus letras. Y por cosas así la música es tan maravillosa.

 

PD: Si te gustan Mujeres o Biznaga, Tatxers acabarán entrando en tu playlist de confianza.

 

Por Ray Vegas