En Portugal lo tienen claro y ya lo han decidido: no habrá festivales de música este verano en su territorio. De esta forma, mastodontes como el NOS Alive, Super Bock Super Rock o el Paredes de Coura finalmente no tendrán lugar en nuestro país vecino.

Según el comunicado oficial emitido tras el Consejo de Ministros del país luso, “se impone la adopción de un régimen de carácter excepcional dirigido a los festivales de música que no se puedan realizar en el lugar, día y hora previstos debido al coronavirus”. La decisión establece que “todos los espectáculos cuya fecha de realización estaba comprendida entre el 28 de febrero y el 30 de septiembre de 2020 deberán emitir un vale gratuito por el mismo precio que los abonos y entradas adquiridos, de manera que se garanticen los derechos de consumidores”.

Esta última parte ha generado algo de controversia entre los compradores de entradas de esos festivales, ya que muchos reclaman su dinero en lugar de un “vale gratuito” para la próxima edición del festival en cuestión. Es posible que cuando se tramite la ley esta cuestión se aclare más en profundidad, pero algunos ya han mostrado su disconformidad con respuestas a tweets como el de abajo del NOS Alive.

 

Mientras tanto, en España, hace un par de días el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes, afirmó que “hay que esperar” para tomar una decisión respecto a los festivales que tienen previsto celebrar su edición en territorio nacional este verano.