Taylor reseña en la Pitchfork con un 9