En el año 1988, un joven Katsuhiro Otomo publicaba una película destinada a influir en el destino de la animación para siempre. Es posible que Akira sea la película que consiguió cambiar la percepción del Anime en occidente. Sus 20 millones de presupuesto la convirtieron en la cinta animada más cara de la historia en aquel momento, dejando atrás a una distancia considerable a cualquier obra de Disney. Y no es para menos, pues su resultado es realmente sobrecogedor. El film es uno de los principales embajadores del término Sakuga, que hace referencia a una animación mucho más fluida y detallada que cualquier otro producto similar. Akira muestra una estética cyber-punk que años más adelante influenció nuevos trabajos como Matrix o Looper. Otra de las claves de su éxito fue su sensacional banda sonora, que transmitía a la perfección las intenciones del director. Su mezcla entre sonidos industriales y electrónicos con ambientes más primarios describían a la perfección el ambiente de una futurista Neo-Tokio sumida por el caos e impulsos más violentos.

Banda Sonora de Akira

 

El argumento tiene lugar en lo que sería nuestra época actual (año 2019), por lo que salta a la vista la tremenda visión de futuro e imaginación que tenían los 8 estudios que colaboraron en su animación. La ciudad de Neo-Tokio ha padecido los daños de una supuesta explosión nuclear que acabó desencadenando en una tercera guerra mundial. Esto ha dado lugar a una distopía futurista en la que las bandas de jóvenes motoristas y las sectas religiosas siembran el terror en las calles. Allí nos encontramos con Kaneda y Tetsuo, dos amigos de una banda de motoristas con personalidades radicalmente opuestas (uno responde al comportamiento del héroe, mientras el otro es atormentado por sus traumas y debilidades del pasado). Un accidente hace que Tetsuo sea ingresado y secuestrado por el gobierno, que empieza a averiguar que su cerebro está desarrollando ciertas capacidades psíquicas fuera de lo común. Allí conocerá a más niños con capacidades sobre-humanas que parece que tienen mucho que ver con la explosión que devastó Tokio años atrás.

Akira acaba expandiendo su argumento hacia planos más filosóficos y espirituales, dando lugar a 2 horas de metraje apasionates. En todo momento nos encontramos acompañados por su banda sonora, cuyo tema principal y más reconocible es “Kaneda’s Theme“, el cual se puede escuchar en el vídeo de arriba. Todo su soundtrack cuenta con la participación de instrumentos tradicionales japoneses, que forman una base conjunta con modernos sintetizadores.

También hay pasajes más ambientales, como “Winds Over Neo-Tokyo” con la que tenemos la sensación de sobrevolar la ciudad, o “Dolls Polyphony” con unos coros infantiles que emergerán en nuestras pesadillas. La BSO cierra con “Requiem

 

Playlist – Soundtrack de Akira

 

 

(Accediendo al vídeo encontrarás la playlist)

Akira ha recibido múltiples re-ediciones y revisiones, destacando esta espectacular revisión de su manga al completo con motivo de su 35 aniversario (ya que antes de llegar al cine, se publicó como un manga desde el año 1982). Actualmente, la película se puede disfrutar en la plataforma de Streaming Netflix, convirtiéndose en un plan ideal para una tarde de domingo, junto con otros Anime que la plataforma de entretenimiento dispone.

 

 

Os dejamos con un vídeo muy interesante que resume a la perfección el impacto que tuvo Akira tanto en el Anime como en la cultura pop.


 

 


By : Daniel Santamaría