ruben pozo 2018

Cualquier fan de Pereza te dará la razón: Rubén Pozo era el alma rock and roll de la banda. Y eso (sin entrar a valorar la gran calidad de Leiva como compositor) es indiscutible. El madrileño de adopción nacido en Barcelona no ha dejado esa faceta de lado desde que liderara el grupo Buenas Noches Rose, con el que publicó tres álbumes, hace más de dos décadas. Más de la mitad de su vida haciendo música convierten su figura en una de las más renombradas de nuestra industria, y eso a pesar de tener solo 42 años.

Su tercer disco en solitario se publicó hace ya unos meses. Se titula Habrá Que Vivir y cuenta con nuevos himnos como “Te Invoco“, “Guitarra Española” o “Caperucita Feroz“. Nuevas dosis de guitarras eléctricas y melodías que se pegan en la primera escucha. Porque Rubén Pozo tiene el don para hacer que parezca “fácil” eso de componer canciones, algo que solo consiguen unos pocos elegidos.

El 13 de abril actuará en la Sala Cool Stage de Madrid. Una oportunidad para cantar junto a sus canciones más recordadas y esos nuevos temas que pasarán a ser clásicos de tu discoteca en unos meses.

Entradas en Wegow.