Los 4 miembros de Delorean, el grupo vasco de electrónica, han sido liberados según El País tras sufrir un “secuestro virtual” en México. 48 horas después desde que se diera la voz de alarma y en las que la familia del grupo no tenían apenas noticias, la policía federal mexicana han confirmado que están bien y a salvo aunque todavía no se sabe donde se encuentran exactamente.

Todo comenzó hace 2 días cuando las familias en España recibieron llamadas desde Ciudad de México exigiendo un rescate, asegurando que tenían “agarrados” a los componentes. Tras las llamadas varios familiares presentaron denuncias ante la Ertzainza y se llevaron a cabo las investigaciones junto a la policía mexicana.

Ahora, parece que se ha acabado el calvario y que todo ha salido bien pero aún se esperan las declaraciones del grupo explicando lo sucedido.

La banda se encontraba en México presentando su nuevo álbum, “Apar”, e iban a asistir al famoso festival de electrónica Mutek. Tras conocerse la noticia otros artistas españoles como John Talabot han anunciado la cancelación de su gira por el país latinoamericano por “motivos de seguridad”.

ACTUALIZACIÓN

Hoy, 9 de octubre, Delorean han publicado una nota de prensa explicando todo lo vivido. Os la dejamos:

“Desde la mañana del lunes 7 de octubre hemos sufrido una situación de terror que de virtual tiene bien poco. Lo que ocurrió durante las siguientes treinta horas desde que fuimos secuestrados fue una experiencia en donde las amenazas de muerte eran absolutamente reales debido fundamentalmente a la manipulación psicológica de la que son capaces los captores, auténticos profesionales del secuestro. Gracias al fantástico trabajo de la Policía Nacional, Ertzantza, Interpol y Policía Federal en México fuimos rescatados en la tarde del martes por policía armada de nuestro lugar de arresto.

Tenemos que exculpar a este maravilloso país que es México y que tan bien nos ha tratado siempre, podría habernos sucedido en cualquier lugar del mundo. Esperamos que nuestra situación llame la atención sobre este tipo de abusos para que ninguna otra persona pueda convertirse en víctima en el futuro.

Ha sido una experiencia muy difícil para nosotros, nuestras familias, todos aquellos que se sienten cercanos y no queremos comentar nada por el momento, os pedimos que respetéis nuestra privacidad para poder retomar nuestras vidas lo más normalmente posible.

Gracias a todos.”