Rate this post

joe crepusculo 2018

Ah, ¿que no os habíais enterado? Pues si gente, La Mona se nos está haciendo mayor. Resulta que ya son ocho añitos los que tiene esta chica hipster y para celebrar el cumple va a montar un guateque, invitarse a unas fantas y Joe Crepúsculo vendrá a pinchar unos temas este mismo viernes 22 de diciembre.

A Joe si que le conocéis ¿verdad?, si, el tipo aquel que tiene unos siete – ocho discos (a ojo y sin mirar la wikipedia, que hoy estoy muy gañán). Si no os suena ni en pintura podéis poneros el disco de “Supercrepus” que es con el que más lo petó y además le dieron el premio de disco nacional del año en Rockdelux… esto si lo he tenido que mirar, a tanto no me llegan las neuronas. Y si todavía os sigue sin sonar, un tema suyo que seguro que conocéis es el himno de Podemos.

Por otra parte, habrá a quien fuera de la gran urbe de León no le suene tanto “La Mona”, así que os la presento. Ella es una chica alternativa, sencilla pero apañá, lo mismo te habla de libros, que te vende una camisa de juego de tronos o te invita a un café. En realidad, La Mona se Viste de Seda, que es como se llamaba antes, es un concepto que mezcla la antigua tienda de ropa de La Mona con un café/librería/tienda de discos llamado Sputnik. Todo con un estilo muy urbano y contemporáneo. Vamos, que me juego mil duros a que no conocéis un sitio más hipster que este en por lo menos 347 km. a la redonda. Cuenta la leyenda que si no llevas barba de dos semanas o gafitas de pasta no te dejan entrar.

la mona se viste de seda

Casi se puede oír al viento diciendo “Vintage”

Y como no quieren fastidiar este precioso espacio metiendo a un montón de gente, la fiesta de cumple va a ser este viernes 22 en “El Gran Café” de León, a partir de las 10 (de la noche, que esto no es un after). Si os apetece encontraros con buena gente, ver el concierto de Joe Crepúsculo y tomar alguna bebida espirituosa, nos dudéis en dejaros caer por allí. Podéis conseguir entradas en el propio local de La Mona, en ticketea o en la puerta del Gran Café.


By Jon Rodríguez