Hay versiones que mejoran a la original y las hay que la empeoran hasta límites insospechados, llegando a convertir una gran canción en algo infumable y desagradable.

En esta primera entrega de grandes covers de la historia debemos empezar con el que para muchos, nosotros incluidos, ha sido uno de los mejores cantantes de siempre y el que mejores versiones ha hecho, Johnny Cash.

Parece difícil con sus geniales canciones de los 50 y 60, pero Johnny Cash consiguió, a medida que iba envejeciendo, realizar mejores canciones. Pudo ser por su grave y característica voz o por su gran carisma, pero las versiones que hizo en los últimos años de su vida son simplemente brutales. Fueron tan perfectas que de hecho, Trent Reznor (cantante de Nine Inch Nails y compositor original de “Hurt“) dijo que después de la famosa versión de Cash estaba tan contento con el resultado que no volvió a esuchar su propia canción.

Comparad vosotros mismos cuál de ellas os parece mejor. Parece que está claro. Johnny la convierte en una canción totalmente diferente.

Otra de las grandes versiones de Johnny Cash fue “Redemption Day“, original de Sheryl Crow. Mata literalmente la original.

Es increíble lo que emocionan los característicos toques graves de piano, que se dan sobretodo en el estribillo. Le dan el toque perfecto a cualquier cover que realizó el gran Johnny Cash, uno de los grandes, que todavía no se le ha reconocido ser la figura más importante e influyente en la historia de la música.

Podríamos estar 20 horas comparando versiones de Johnny Cash respecto a sus originales, como “I Hung My Head” o “Redemption Song“. Tal vez en otra ocasión. No paréis de investigar sobre Johnny Cash, siempre os soprenderá.