Rate this post

Ya habíais oído hablar de ellos, pero no lo recordáis. Hablamos de Cassandra y hablamos de cuatro tipos. Hablamos de quienes han dado mucho de qué hablar en el año que llevan conociéndose. Al fin hablamos, con ellos, y he aquí el cara a cara.

cassandra-2016

Nos citamos un lunes cualquiera donde Madrid Río pierde su nombre, en la última planta del último sitio al que apetecería entrar sin acompañante. Era un edificio de esos a los que vas por un anuncio del periódico y no se vuelve a saber de ti.

Efectivamente, allí nos esperaban: en la última planta y a unos metros de una escalera de emergencia que ascendía a una azotea desierta.

La sala donde ensayan permanecía desdibujada por el humo, trastos, pedales y un extraño aparato que empapaba incesantemente las caras y las paredes de luces de colores.

Resultan llevar sólo un año juntos Jorge, Juanjo, Bravo y Sevi, y ya se terminan las frases entre ellos. Han llenado juntos salas de toda la península y poco a poco su nombre suena más en la noche del centro de la Capital.


¿Cómo os definís?

Somos cuatro tíos mezclados por casualidad, desconocidos antes entre sí, que de definirnos seríamos una especie de garaje mediterráneo…que poco tiene que ver con el garaje pero tampoco con la comida.

Sonamos a una buena macedonia de rocks y tendemos siempre a hacerlo algo más distendido, con cierta psicodelia.

Es decir, ¿habéis encontrado ya un camino o coqueteáis con sonidos?

Pues es que probablemente eso sea lo que nos diferencia de otros grupos: para bien o para mal no somos una idea, un hit. No creo que te recordemos a nada singularmente y en concreto, sentimos un continuo odio a repetirnos y de ahí que saquemos singles…

Si sacamos un Lp es para ver billetes volando por todos lados.

¿Para quién sonáis?

En realidad, nuestra música no responde a un satisfacer inmediato de quien nos escucha. Nuestro sonido tiende a ser querido por nosotros, indagado, a veces turbio.

 Es una música que no responde sino que simplemente habla. Empieza con la primera canción y acaba con la última canción, no hay un principio y un final en cada una.

Para quien le mole lo que está escuchando ahora de vosotros y quiera ir a veros al directo…

El directo es nuestra gran baza, al fin y al cabo es un show. Son dos mundos directo y disco, porque en directo la música es tan sólo una cosa más.
En definitiva, hacemos más el capullo y extrañamente tocamos mejor.
Os invitaremos a una Chipys.

¿Algún referente para vuestra música que no sea música?

Rick y Morty… y Arthur Rimbaud… al mismo nivel.

¿Qué no admitiríais jamás que escucháis?

Leiva.

(Tras esto hay una discusión porque no todos parecen saber quién es. Acabada la discusión, un silencio y casi al unísono un “Hinds”).

Si buscáis en Google “Cassandra”, lo que salen son únicamente tías en bikini…
¿Os parece acertado o cambiaríais algo?

¡No! Para nada acertado. Queremos eso mismo pero sin bikini. O Pedro Sánchez. No, no. Mejor Pedro Sánchez en bikini.

¿A quién no dejaríais escuchar vuestra música?

A los que no disfrutan de la vida. Ellos saben quiénes son.

 Ronda relámpago

Un festi y un alcohol

Paredes (de Coura) y ron.

¿Verter el brick de leche del revés?

Lo primero es diferenciar entre los bricks. Hay bricks tipo ladrillo en los que hay que hacerlo. Luego hay otros más alargados en los que da un poco más igual, ¿no?

(Por lo visto ya habían tratado este tema, pero se abre otro nuevo acerca de cómo abrir los azucarillos que nos entretiene un rato)

Revivid a uno y matad a otro

Marley y Hendrix. Lo de matar… al hijo de puta de Zaragoza, por ejemplo. Él sabe quién es (todos asienten). Seguro que lees esto y tú también haces esa mierda del brick de leche.

¿Pajitas o Apetinas?

Pf… digamos que… las apetinas a las pajitas es lo que es el trap al rap.
Al final a la gente le gusta y no saben lo que toman si no miran lo que pone en la bolsa.

¿Quién votó a Rosa?

Rosa… ¿Rosa de España? Probablemente Sandro Rey, los Parrots… Los españoles.

¿A quién os tiraríais, y cómo?

Pues… de hecho eso es una historia que contar porque en realidad ha ocurrido.

No sé si sabéis que Pedro Sánchez estaba de vacaciones y tal… y se le invitó al FIB.

Pues bien, él creía (por difícil que fuera) que iba a dar una especie de mitin en uno de los escenarios. Y allí arriba, con el micro suyo conectado, al final todo derivó en un bukkake a lo Dionisos contra su voluntad. Debido a la distancia y a que sólo él tenía micro toda esa gente pasó un mal trago, un rato de mal rollo, porque sólo se oía una respiración entrecortada y alguien siendo forzado por nosotros a lo lejos.

Lleváis ya un puñado de temas en disco y directo y ninguno aún con vuestro nombre… 

¿Qué tiene que ocurrir para que una canción se titule Cassandra?
Lo que pasa es que normalmente las canciones que se llaman igual que el grupo o el disco son canciones de mierda que llevan ese nombre para conseguir llamar al menos la atención. Probablemente odiaríamos esa canción, o al menos no sería nuestra favorita.

¿Para cuándo nuevos temas de Cassandra?

Tenemos pensado sacar nuevos temas a la entrada del nuevo año. Tenemos algunas “joyas de la corona” en la manga pero nos la estamos reservando para cuando llegue ese momento.

¿En qué se diferencia lo nuevo?, ¿por dónde vais a tirar?

Probablemente el nuevo disco sea menos de directo y más de escuchar en casa. Estamos probando muchas cosas nuevas… En realidad tenemos muchas ganas de probar con saxo y teclado.

Por otro lado queremos cambiar algunas facetas que ya tenemos a lo mismo… pero con un sonido un poco más jazz y judío.

¿Cuándo es el próximo concierto, y por qué deberíamos ir?

El próximo concierto es este jueves 17 en la Sala Fotomatón. Deberíais ir simplemente porque hay que saber disfrutar de la vida.


Entrevista By Felipe Langa