the-rolling-stones-1969

Si los Stones congregaban a 500.000 personas en el 69, ¿a qué cifra serían capaces de llegar en 2017?

El de 1969 en Hyde Park era el primer concierto público de The Rolling Stones en 2 años. Era pleno verano, 5 de julio, el calor hacía estragos y el directo estaba preparado para ser la introducción de su nuevo guitarrista, Mick Taylor. Pero sus planes se trastocaron repentinamente cuando, 2 días antes de la actuación, moría Brian Jones. A partir de ese momento, el de Hyde Park se convertiría en el homenaje al gran guitarrista fallecido a los 27 años.

El setlist estuvo formado por 14 temas: “I’m Yours & I’m Hers,”, “Jumpin’ Jack Flash”, “Mercy Mercy”, “Down Home Girl”, “Stray Cat Blues”, “No Expectations”, “I’m Free”, “Loving Cup”, “Love in Vain”, “(I Can’t Get No) Satisfaction”, “Honky Tonk Women”, “Midnight Rambler”, “Street Fighting Man” y “Sympathy for the Devil”. Este último terminó alargándose 18 minutos y reunió en el escenario a un numeroso grupo de músicos africanos.

Los elementos que formaban la escena aquel día hicieron aún más histórica la actuación. Desde los Hells Angels encargándose de la seguridad del concierto hasta un posible Joey Ramone bailando entre el público. La mayoría de los críticos coinciden en señalar aquel concierto como mítico e histórico, y lo definen como un acontecimiento memorable. Sin embargo, también apuntan que no fue ni mucho menos el mejor concierto de Mick Jagger y compañía. Con el paso de los años, se ha podido saber que las guitarras estaban desafinadas y que el sonido no estuvo a la altura. ¿Pero a quién le importa? La gente solo quería volver a ver en directo a los Stones. Y lo disfrutaron al máximo.

Y, ¿ahora qué? 48 años después, Mick Jagger, Keith Richards, Charlie Watts y Ron Wood llegarán a Barcelona (las entradas salen a la venta este martes) para demostrar que el rock and roll es una forma de vida. Si tienes la suerte de ir, no olvides de tachar un punto de tu lista de 50 cosas que hacer antes de morir. Merecerá la pena.