unknown mortal orchestra madrid

Faltan palabras para definir el gran concierto que Unknown Mortal Orchestra ofrecieron anoche en la Sala El Sol de Madrid. El proyecto de Ruban Nielson, con 2 álbumes en el mercado, ha conseguido hacerse un hueco en la escena musical independiente en los último 3 años y es que si cada una de sus actuaciones es como la de ayer es difícil no engancharse.

La tarde/noche empezaba muy relajada con muy poca gente, la hora no ayudaba, viendo el concierto de los teloneros, Mozes And The Firstborn. Una banda con un futuro más que prometedor y que en su país natal, Holanda, ya tienen una fama más que considerable llegando a actuar en algún que otro festival importante. Pero esta es su primera gira europea importante y disfrutarla junto a UMO la hace aún más especial. Su sonido tipo FIDLAR, con los que estuvieron tocando en Berlín hace unos meses, les hace ser un grupo fácil de escuchar  con quintas y solos de guitarra constantes y con una presencia enorme sobre el escenario. “I Got Skills” debería ser un himno coreado al unísono en cada uno de sus conciertos. Lástima que no hubiera habido más personas a esa hora porque este grupo con un público grande son capaces de liarla mucho.

mo madrid

Poco a poco la sala se iba llenando (menos mal) y acabó con un aspecto genial. Unknown Mortal Orchestra aparecían con el ambiente aún un poco frío pero bastó escuchar el riff de su primer tema, “From The Sun”, para que la sala se fuera calentando. Hay que decir que los temas de UMO en directo se alargan 2 o 3 minutos respecto a la grabación original y es que al final de cada uno de ellos los solos de guitarra de Ruban Nielson toma el control y te introducen en una espiral de movimiento imparable. Este tío tiene un don para la guitarra.

La cuidada psicodelia de la banda que se muestra en sus álbumes se convierte en una psicodelia sucia y potente acompañada de unos solos a lo Jimi Hendrix aderezados con unos efectos extremos que llenan cualquier resquicio de la sala. Y vivirlo no es nada comparable con verlo a través de una pantalla de ordenador. De hecho, escuchando su directo a través del ordenador quizás no quedes muy convencido de su sonido, caso totalmente contrario al experimentado en directo.

Los temas se iban sucediendo y hubo tiempo para que Nielson le dedicara una canción a su tío que había muerto esa misma mañana en un accidente de moto en Nueva Zelanda mientras un aplauso unánime de la gente que intentaba animarle. Todo un profesional. Si el 2º y último álbum de la banda tenía buen sonido, en su directo lo aprovechan un 500% más. Temas como “Monki” son llevados a otro nivel instrumentalmente. El momento funky llegaba con “How Can You Luv Me” y su esencial bajo, quizás mantenido en un segundo plano en el directo pero cuya calidad es evidente, al igual que el batería que se marcó un solo de unos 2 minutos (lo tenemos grabado) y que mostró una técnica depuradísima durante los más de 60 minutos de bolo.

umo madrid

La actuación fue muy buena en su conjunto pero los últimos temas fueron una explosión final. Comenzando por el tema que cerraba el concierto,”So Good At Being In Trouble“, himno con un estribillo que lleva a cantarlo a pleno pulmón, y con los siguientes temas que hacían el bis. En “Swim and Sleep” Nielson volvía al escenario para hacer una versión en solitario de su hit y que fue acompañado por los silbidos del público llevando la melodía del riff. Lo mismo que ocurrió durante “Ffuny Ffrends” y que consiguió sacar las sonrisas del trío, que daban la impresión de que jamás les había ocurrido algo parecido. Enamoraron a Madrid y Madrid les enamoró.

umo madrid

Dos últimos temas fueron el momento perfecto para cerrar el concierto y para dejar al público totalmente encantado. Directazo enérgico y memorable. (Algún día comentaremos los brutales pasos de baile que se marcaba Ruban Nielson en cada canción).

Crónica by @rayvegas. Fotos by JC