royal concept madrid

En primer lugar disculpas por la tardanza, el concierto fue el sábado pero todos sabemos que hay domingos que no existen, que se evaporan y se borran por un oscuro agujero negro irreversiblemente.

Pues bien, todo lo contrario fue el concierto de The Royal Concept el sábado en el Ocho y Medio. Era la tercera vez que los suecos tocaban en España y su primera aquí en Madrid, por lo que se les notaba emocionados, algo nerviosos preparando los instrumentos (¿Dónde estaban los pipas?).

La sala presentaba una buena acogida teniendo en cuenta que no se trata de un grupo demasiado popular por estos lares.

Con todo preparado, la previa de Fuckaine y los integrantes del grupo sobre el escenario, comenzaba el concierto. “Goldrushed” supuso el pistoletazo de salida.

Intensos por el escenario, el cantante con un aire a lo Kurt Cobain Indie y una chupa talla xs no defraudaba, y se entregaba por completo en cada canción.

royal concept

El sonido era muy bueno, en ningún momento desentonaban respecto a los temas grabados y remasterizados, algo que en ocasiones acusan muchos grupos.

Cabe también destacar el micro con sonido sintetizado a lo Daft Punk, de los que cayó una versión, con el que intercalaba en algunos momentos más electro.

Los temas se fueron sucediendo en la primera parte del concierto, “World On Fire“, “Radio“, “Shut The World“…Esta primera tanda vino seguida de la canción más tranquila y melódica del grupo “In The End“, en la que el cantante se quedaba solo, con una guitarra en segundo plano lejos de los focos y nos deleitaba a todos para acabar rompiéndola (positivamente) con el público a golpe de estribillo La-La-Oo-oh.

En ese meridiano, cuando la gente ya estaba completamente metida, es cuando decidieron sacar la artillería pesada.

royal concept madrid

D-D-Dance“, uno de sus primeros éxitos salía a relucir para goce del público, la banda hacía disfrutar mientras el cantante daba brincos lo Billy Elliot con los brazos paralelos al suelo. Se estaba viviendo un gran concierto.

Para no bajar el listón, “Gimme Twice“, otro de sus primeros éxitos, continuaba manteniendo en gran intensidad al público, con ritmos muy altos que se mantenían en el tiempo.

Y para terminar, lo que todos estaban esperando, “ON OUR WAY“, ese pedazo de canción que ha catapultado al grupo y que todos conocen (o deberían)suponía el broche al concierto plagado de buenos estribillos, intensidad, luces púrpuras, gran sonido y un público contento con lo vivido.

Como única pega al espectáculo dado sería la brevedad del asunto, habrá que esperar a que estos grandes suecos amplíen su repertorio para disfrutar de conciertos más largos.

Crónica by @cubesp. Fotos by @rayvegas