crystal-fighters-price

El concierto de Crystal Fighters que no fue tan concierto de Crystal Fighters. Lo vivido ayer en el Circo Price fue algo así como ver a un león enjaulado, a Pocholo intentando desfasar en Elite Light. Fue un sí pero no en toda regla.

No será porque no admire a estos tipos y sus directos. Prueba de ello es la crónica de hace unos meses de lo que sí fue un conciertazo de Crystal Fighters en la Riviera.

Timing is crucial (que canta Lourditas) así como lo es también el placement, y desde luego el lugar no era el adecuado. Más de la mitad del aforo obligado a ver el concierto desde unas gradas plagadas de inservibles butacas, un público más dedicado a mover las lucecitas que a darlo todo, quinceañeras grupísticas copando las primeras filas, ausencia de pogos hasta la última canción…

Ellos (más allá de una mejor o peor organización) siempre cumplen, aunque también es cierto que se les notó algo menos entregados que en otras ocasiones. Puede que por el público, por el cansancio de un fin de gira maratoniano, quién sabe. A mí me recordaron al Atleti de final de temporada, compitiendo a alto nivel, salvando los partidos y ganando la Liga. Sí, pero cansados.

De forma muy positiva me llamó la atención la participación del guitarrista, Graham, que desempeñó un papel más protagonista de lo habitual, interactuando constantemente con el público y recorriédose el escenario entero con cada tema.

También destacar el emotivo recordatorio a Andrea Marongiu, batería del grupo fallecido recientemente. “Si estáis con algún buen amigo abrazadle y decidle que le queréis, la vida es demasiado corta y nunca se sabe

El concierto sirvió a su vez para reflotar mi gran enamoramiento por Ellie Fletcher. Esa corista me tiene robado el corazón.

Más allá de eso lo habitual, sus grandes temas sonaron a buen nivel y el público disfrutó, aunque muchos de ellos sin saber, puede, que un concierto de Crystal Fighters es más de lo que ayer vivieron.

Por resumirlo de alguna forma diré que fue de esos conciertos que en DVD quedarán genial, pero no de los que recordarás en cinco o diez años.

No más Crystal Fighters en el Circo Price y gracias por todo.

By @cubesp