lori meyers madrid

Foto by Rolling Stone

Llenar La Riviera no es fácil. Llenarla 3 días consecutivos está reservado para pocas bandas. Ayer domingo, una banda consiguió hacerlo: Lori Meyers. Los granadinos ofrecían su 3º concierto seguido en la sala tras haberla reventado el viernes y el sábado. Y lo hicieron con la misma energía de siempre, como si sus cuerpos no sintieran el cansancio previo.

Es cierto que los conciertos de Lori Meyers suelen ser previsibles y que las “sorpresas” como la de Anni B Sweet acompañándoles en el escenario ya no sorprenden tanto. Pero su fórmula funciona, venden todas o casi todas las entradas de los bolos que hacen y sus fans son muy fieles. También tendrá que ver la energía que transmiten, con la que consiguen involucrar a la mayor parte del público.

Son una de os grupos más asiduos a festivales. Por ejemplo, este mismo verano estuvieron en el Arenal Sound. La excusa de esta gira anual es la presentación de “Impronta“, su último álbum. Anoche, el público se preparaba para bailarlo y darlo todo en un frío domingo navideño. Y el calor no tardó mucho en llegar con “Planilandia“, uno de los singles de ese último LP. El ambiente se iba caldeando y la cara cerveza de la sala empezaba a afectar a más de uno.

Es evidente que Lori Meyers cuenta en su repertorio con más de un rompepistas. Anoche, los más celebrados fueron sin duda, y como de costumbre, “Luces de Neón“, “Alta Fidelidad” y “Emborracharme“. Este último, llegando a convertirse en un clásico de la banda en menos de un año, fue el tema con el que cerraron antes de ir con el bis. Explicar el increíble ambiente que generó en el público es difícil de definir, pero quizás sus letras tan contemporáneas y su pegadizo estribillo se colaron en la mente del público, consiguiendo que fuera la canción más vivida de la noche.

Antes de estos 3 temazos, tampoco faltaron otros éxitos de la banda como “Zen“, “Dilema“, “Tokio Ya No Nos Quiere” o “El Tiempo Pasará“. Una sucesión de píldoras sin pausa, únicamente interrumpidas ocasionalmente entre canción y canción por palabras de Noni, voy y guitarra, que no llegamos a descifrar.

Como ya hemos comentado, el cierre fue con “Alta Fidelidad” y “Emborracharme” y faltó una de las señas de identidad de la banda: el semi striptease de Noni. Pero anoche se podía pasar sin él. Solo con la energía generada por sus instrumentos era suficiente para encender al público. El Bis llegó en forma de nada más y nada menos que 7 temas, con un principio algo bajo de intensidad pero que se solución rápidamente con la puesta en escena de “Luciérnagas Y Mariposas” (que sonaba a tema de despedida) y con la traca final resultante de encadenar “¿Aha Han Vuelto?” y “Mi Realidad“, volviendo a convertir la pista en un frenesí.

Un final perfecto para más de 2 horas de concierto y casi 30 temas, con los que la banda fue capaz de convertir un domingo invernal en un viernes de verano.

Crónica by @rayvegas

Promotora: Spanish Bombs

Setlist de Lori Meyers – Madrid:

  1. Intromisión
  2. Planilandia
  3. Corazón Elocuente
  4. Dilema
  5. Tengo Un Plan
  6. Zen
  7. Impronta
  8. Castillos de Naipes
  9. Una señal
  10. Luces de Neón
  11. Explícame
  12. Tokio Ya No Nos Quiere
  13. El Tiempo Pasará
  14. De Los Nervios
  15. Huracán
  16. De Superhéroes
  17. Alta Fidelidad
  18. Emborracharme
  19. Despedirse (con Anni B Sweet) (BIS)
  20. Deshielo (BIS)
  21. Luciérnagas y Mariposas (BIS)
  22. A-sinte-odio (BIS)
  23. Religión (BIS)
  24. ¿Aha Han Vuelto? (BIS)
  25. Mi Realidad (BIS)
  26. La Caza (Despedida)