La cola para entrar era más larga cada segundo. Los típicos vendedores ambulantes de cerveza “fresquita” te recibían en los alrededores de la sala. En el ambiente se respiraba que sería un buen concierto pero yo no estaba tan seguro.

Llegaba al concierto de Editors con las expectativas muy bajas después de escuchar su último álbum del que solo se salvan un par de canciones pero, señores, sea como sea salí bastante contento. La sala elegida para el show de los británicos era una mítica de la capital: La Riviera. Su “preciosa” palmera en medio del foso jodiendo como de costumbre y los instrumentos sonando mejor que nunca fueron las notas predominantes de la noche.

Precedidos por los belgas Balthazar, Editors salían a la hora establecida (sobre las 21:15) y el público, que llenaba la sala en su totalidad excepto en los laterales, enloquecía, aunque un poco menos de lo debido. Aún la sala estaba un poco fría y comenzar el setlist con “Sugar“, uno de los temas del nuevo disco, no ayudó a caldearla.  Con “Someone Says” la pista se empezaba a animar y el primer gran momento llegó cuando sonó el piano de “Smokers Outside The Hospital Doors“, uno de tantos clásicos de la banda que se echan tanto de menos en sus últimos 2 álbumes. La luz estroboscópica que usan en cada uno de los subidones no falta en ningún concierto de los de Birmingham y puede que abusen de ella en alguna ocasión. Tom Smith, líder de la banda, estuvo fantástico, se nota que disfruta con los flashes y las presentaciones en vivo. Sin parar de gesticular y moverse al cantante se le notaba contento de volver a Madrid.

Lo bueno del concierto empezó realmente a partir de “Formaldehyde“, la mejor canción de su último álbum. Fue como un punto de inflexión tras las canciones tristonas y sin esencia que ofreció el quinteto minutos antes. Porque si hay algo que se les puede achacar a Editors es que sus 2 últimos álbumes no se acercan ni de broma a los 2 primeros que publicaron. Si al principio de su carrera parecían a los hermanos de Interpol, su paso a la electrónica en “In This Light And On This Evening” no terminó de convencer a nadie y su vuelta a las guitarras en “The Weight Of Your Love” podría haber funcionado si sus canciones no hubieran sido tan sosas.

Sin embargo, en directo la cosa cambia, las canciones suenan con mucha más vida y el contacto con el público es evidente. Aunque hubo demasiados altibajos a lo largo de la actuación solo por momentos como “The Racing Rats” merece la pena ir a uno de sus conciertos. Es una de esas canciones que suenan mejor en concierto y fue la más coreada junto a “Smokers Outside The Hospital Doors” y por supuesto, “Papillon“, canción con la que cerraron el concierto y que fue la perfecta descarga de adrenalina final.
Vale que los últimos trabajos de la banda no sean muy recomendables pero hay que verles en concierto para comprobar el verdadero potencial de la banda. Quizás me haya parecido un buen concierto por las bajas expectativas que tenía pero eso nunca se sabrá.
Por @rayvegas

 

Grupo: Editors
Fecha y lugar: La Riviera (Madrid), 14 de octubre 2013
Momentazos: “Smokers Outside The Hospital Doors”, “The Racing Rats”, “The Phone Book” y “Papillon”.
Sonido: Perfecto. Todos los instrumentos equilibrados y la voz al volumen ideal.
(La foto no es del concierto de Madrid)
Promotora: Miles Away

 

SETLIST:

  1. Sugar
  2. Someone Says
  3. Smokers Outside The Hospital Doors
  4. Bones
  5. Eat Raw Meat = Blood Drool
  6. Two Hearted Spider
  7. You Don’t Know Love
  8. All Sparks
  9. Formaldehyde
  10. A Ton Of Love
  11. Like Treasure
  12. An End Has a Start
  13. Bullets
  14. In This Light and on This Evening
  15. The Phone Book (Acústico)
  16. Munich
  17. The Racing Rats
  18. Honesty
  19. Bricks and Mortar (Dedicada a un fan de la 1º fila)(BIS)
  20. Nothing                (BIS)
  21. Papillon (Versión larga) (BIS)