Rate this post

club del rio 2018

Si te caes te tendrás que levantar“. Ese es el mensaje que lanzan Club del Río en su nuevo single, “Remedios“. Una canción que suena a himno desde la primera escucha, un tema que debería escucharse si te enfrentas a cualquier adversidad.

“Remedios” es el segundo single de Sustancia, el nuevo disco de Club del Río, que se publicará esta primavera.

Y tú, ¿de qué tienes miedo?

Así definen a la canción en su nota de prensa:

La canción, como ellos mismos comentan, es una lucha contra uno mismo, el choque entre la cultura cristiana ibérica y la realidad que nos toca vivir, la de un mundo imperfecto lleno de fallos y de elementos desilusionantes.

El videoclip, a cargo de Tuétano Producciones, muestra a todos los componentes de Club del Río durante su estancia en La.mina.producciones, donde compartieron casa, estudio y tiempo junto a Raúl, productor a cargo del nuevo trabajo.

El corte empieza con un arpegio de guitarra al que se le añade prontamente el toque setentero de la armónica, la llegada de la montaña reluciente.

Después de la primera frase se adentran las voces, una armonía que encauza el tema llegando al primer minuto; mientras, erige una dinámica donde la sintonía entre el ritmo y los ecos le dan un empaque propio de los muchachos del oeste de la meseta.

La canción, que se encuentra divida en dos secciones con patrones armónicos similares funciona como una tempestad, poco a poco te engancha, y finalmente, te hace brillar de alegría.

Para finalizar, un scat (técnica de canto en el que se usan palabras sin sentido pero con ritmo, como un instrumento) enfila el estribillo, al que se le une un coro acústico y natural; dando lugar al final de la canción, donde hacen más uso de la percusión y acompañamiento de pitos y palmas, el momento en el que elevan las voces más allá del bosque, mientras se hace más cruda, más real, más viva.

Club del Río presentarán sus nuevos temas en concierto el 17 de mayo en La Riviera.

#ClubDelRío, 17 de mayo en #LaRiviera. Presentarán disco ⚡️

Una publicación compartida de Wake And Listen (@wakeandlisten) el